ActualidadAltiplanoRionegro

Aumento en el cobro de las tarifas de los servicios público en Rionegro tiene inconformes a los usuarios

Antonio Gutiérrez, vocal de Servicios Públicos

Han sido varias la quejas que, según Antonio Gutiérrez, vocal de Servicios Públicos de Rionegro, han presentado los usuarios frente al cobro de sus facturas de EP Río, puesto que, han notado un incremento injustificado y elevado en el registro de su consumo, situación que tiene a varios hogares inconformes y molestos por tener que pagar altos costos y que, según ellos, no corresponden a su gasto habitual.

Cuenta el Vocal de Servicios Públicos que desde que EPM tiene como filial a EP Río, se iniciaron transformaciones, una de ellas, en especial, tiene que ver con el cambio de los medidores -estando buenos o no-, lo cual, afirma, incrementó el consumo, aparentemente, en todos los hogares. “Algunos funcionarios dicen que el nuevo medidor va a medir las fugas, por mínimas que sean” expone.

Por lo anterior, el Vocal pidió asesoría y acompañamiento de la Superintendencia de Servicios Públicos para verificar el funcionamiento del dispositivo en algunas casas donde se había puesto la queja, “y encontramos que el nuevo medidor mide hasta el aire de impulso; al medir el aire de impulso, cuando se abre la llave el medidor se impulsa y empieza a medir lo que está pasando de agua y cuando la cierras, también se impulsa por el efecto aire”, explica Gutiérrez.

De este modo, si en un hogar normalmente se consumen de 8 a 10 metros, con el impulso del nuevo medidor, el gasto aumentará entre 3 y 4 metros, sin ninguna razón, según el Vocal Gutiérrez. Teniendo en cuenta lo anterior, se comunicó con el Gerente de EP Río para solicitar que fuera enviado un funcionario de la empresa con el fin de cambiar el medidor que había sido emplazado, por uno que el usuario había adquirido y que, según la Ley 142 -Servicios Públicos Domiciliarios- cuenta con las características estipuladas por las Superintendencias de Industria y Comercio y la de Servicios Públicos para ser instalado. Asegura que dentro de dicha Ley dice claramente que el consumidor no está en obligación de instalar el medidor que la empresa diga, basta con uno que esté calibrado en un banco legalmente reconocido y cuente con los permisos de ambas Superintendencias.

Pese al llamado que se hizo Antonio Gutiérrez, afirma, no se obtuvo respuesta satisfactoria, pues, hasta el momento, no se ha presentado ningún funcionario, por lo cual, el medidor tampoco ha sido cambiado, lo cual, para el Vocal de Servicios Públicos, representa una vulneración a los derechos de los usuarios.

“Me quedan dudas, y se las expresé al Gerente de Empresas Públicas de Rionegro, de la calibración de los medidores que están cambiando, por lo que les solicité que me dejara instalar el medidor de prueba, lo que a la fecha no lo ha permitido, vulnerándole los derechos al usuario, quien es el dueño del medidor”, expresa Gutiérrez.

Defensa de los usuarios

Teniendo en cuenta el aumento en el cobro de las facturas, la Superintendencia de Servicios Públicos, la Personería de Rionegro y el Comité de Desarrollo y Control Social se congregaron para evaluar e intervenir en la situación que se viene presentando en los hogares rionegreros, y no solo con el servicio de agua, sino, además, con el acueducto, alcantarillado y la energía, además del incremento del cargo fijo.

“Nos están incrementando, y le solicitamos a la Superintendencia y al Personero que, entre todos, Comité, Superintendencia y Personería, le solicitemos a la CRA y a la CREG, la resolución donde le admitían el incremento a tarifa, mes a mes, a las dos empresas, tanto como a Empresas públicas de Medellín-energía y a Empresas Públicas de Rionegro-acueducto y alcantarillado, porque eso está repercutiendo en el bolsillo del usuario”, dice Antonio Gutiérrez, vocal de Servicios Públicos.

Sin embargo, según el Vocal, dicho aumento en las tarifas no solo se está presentando en Rionegro, sino, además, en gran parte del Oriente Antioqueño, por lo cual, la Gerencia de Servicios Públicos Departamentales, junto con la Superintendencia, se dieron a la tarea de crear los Comités de Desarrollo y Control de Servicios Públicos, además de implementar la Red de Veedurías, a través de los Vocales de Control, esto, con el fin de subsanar la luxación que, según Antonio Gutiérrez, ha sufrido el bolsillo de los usuarios.

La comunidad debe hablar

Es importante que quien evidencie el mismo inconveniente en la factura de servicios públicos de su hogar hable ante los entes de control, pues, afirma el Vocal, es muy poca la disposición que algunos usuarios muestran para solucionar e intervenir en el problema que los está afectando, directamente, a ellos.

El usuario debe sacar el tiempo necesario para dirigirse hasta los veedores de control y, de esta manera, abrir un proceso que permita cambiar la situación y, por consiguiente, evitar seguir siendo vulnerado.

“La Personería, la Superintendencia y el Comité de Desarrollo y Control Social, vamos a tener único formato para no estar enredando la gente. Vamos a hacer ese mismo formato, independientemente, les guste ir más a la Personería, que les guste ir más a la Secretaría de Hábitat, y hay una funcionaria de la Superintendencia, uno o dos días en la semana, o consultar con nosotros esto en el Comité, pero, lo que sí le pido a la comunidad, es que se queje, que si no se queja no se escucha, para uno poder escuchar a la comunidad tiene que quejarse”.

Comentarios

Te puede interesar