ActualidadAntioquiaEmbalsesSan Carlos

Centros de Escucha: un paso para conocer la verdad

Entre el 2 y 5 de octubre se llevó a cabo en San Carlos el “Encuentro Internacional Latinoamérica por la Verdad”, un evento que congregó 12 países Latinoamericanos para exponer y abordar temáticas en torno a la recuperación de la memoria y a la resignificación de espacios que, años atrás, fueron escenario del conflicto armado.

Según Pastora Mira, Coordinadora del Centro de Acercamiento para la Reconciliación y la Reparación, San Carlos, cada año la Red Latinoamericana de Lugares de Memoria realiza una asamblea que agrupa todos los lugares de recordación ya identificados, los cuales, hasta el momento, son 26 –23 construidos como bases sociales y 3 de orden estatal–. “Las asambleas cada año se rotan por los lugares de las bases sociales y, este año, es la primera asamblea con la Red Latinoamericana de Lugares de Memoria que se toma la decisión de hacerla en San Carlos y declarar Casa Madre de la Memoria este lugar” cuenta.

En el encuentro de estos 12 países, se trabajaron nuevas acciones relacionadas con la institucionalidad, la cual ha sido creada por los acuerdos, y abordan funciones específicas, tales como la Comisión de la Verdad, una iniciativa que, según la Coordinadora del Centro de Acercamiento, busca hacer memoria, saber qué pasó y por qué pasó, “con el ánimo de conocer la verdad, transformar esas realidades emocionales y, en el fondo, sanar. Ese es uno de los mejores niveles de reparación, poder sanar a las víctimas”.

Centros de Escucha

Pastora Mira

Para Pastora Mira, los Centros de Escucha son relevantes ahora porque, de esta manera, las víctimas y los territorios podrán tener una aproximación a verbalizar lo ocurrido, lo cual, asegura, podrá generar confianza para contar o denunciar los flagelos de la guerra. Por ello, es de suma importancia que las personas conozcan cuál es el fin y el fundamento de la Comisión de la Verdad, ya que, expresa la Coordinadora, si este no se comprende con antelación, podrá crear frustración en las víctimas que estén esperando acciones represivas en contra de quienes los lastimaron.

Dentro de los temas que se plantean abordar en los Centros de Escucha y las audiencias de la Comisión de la Verdad, se encuentran los falsos positivos, las limpiezas sociales, la desaparición forzada, la violación de los derechos fundamentales, entre otros.

En cuanto al proceso de formalización de esta iniciativa, cuenta Mira que va en construcción, pues “no es muy fácil, porque no hay una verdad absoluta (…) hemos considerado que tiene tres miradas: tu verdad, mi verdad, nuestra verdad; no es lícito pensar o descargar la responsabilidad frente a la Comisión de la Verdad para construir si no se le nutre de información; y cada uno de los lugares de memoria tiene esa tarea, de ayudar a construir esas rutas de memoria para que, al menos, en ese corto plazo que tiene la Comisión de la verdad, puedan quedar claros, las rutas, los intereses y los actores, para que las presentes y nuevas generaciones tengan la oportunidad de pensar y contribuir para que hechos como este no se vuelvan a repetir en los territorios”, expresa Pastora Mira.

Enseñanzas que quedan

Del Encuentro Internacional Latinoamericano por la Verdad, se lograron recoger diversas enseñanzas en cuanto al tema de las Comisiones, principalmente en la manera como se pueden tener buenas prácticas y corregir las que, hasta el momento, no se han llevado de manera correcta. Delegaciones como Chile, México, Argentina, Brasil, Perú, entre otras, manifiesta la Coordinadora del Centro de Acercamiento, han llevado buenos procesos, puesto que, “si bien es cierto que hay unos lugares de memoria que tienen un trabajo avanzado, hay otros que todavía falta fortalecer más, y también entender que la memoria es diversa, que hay muchas formas de hacerlo, pero hemos logrado identificar como común denominador la necesidad de Centros de Escucha, la memoria testimonial, porque hay muchos lugares donde no se tiene ningún elemento, no se ha construido un informe”.

De este modo, dichos países dejaron enseñanzas enfocadas en la manera como se enfrenta la desaparición forzada, las estrategias de denuncia y de búsqueda, el registro de cementerios, entre otros. Con estos nuevos aportes, se podrán tomar herramientas claras para que las familias conozcan, realmente, qué sucedió con su ser querido o en sus territorios, y, así, generarles un poco de tranquilidad.

Todos pueden contribuir

Para Pastora Mira, cada persona puede contribuir con la recuperación de la memoria, “para que sea todo un territorio el que se recupera paulatinamente sin caer en el olvido y en el desinterés”, haciéndole frente a lo que realmente ocurrió, reconociendo que cada uno forma parte fundamental de esa reconstrucción del pasado, lo cual, forjaría un territorio sólido y con visión clara para no caer, nuevamente, en manos del conflicto.

“Ya la nueva institucionalidad tendrá un marco de justicia y los parámetros a través de los cuales se va a ir encausando los responsables, pero no es lo que nos trasnocha, a nosotros, realmente, como bases sociales, nos preocupa bastante es que esto vuelva y se repita muy pronto y por eso nuestro trabajo insistente con la memoria”, puntualiza la Coordinadora Mira.

 

Comentarios

Te puede interesar