ActualidadAltiplanoEdición ImpresaOriente antioqueño

El cultivo de arroz secano, otra alternativa de producción

BanCO2 y su iniciativa Proyectos Productivos Sostenibles con Población Campesina, junto con la Corporación Autónoma Regional de los Ríos Negro y Nare -CORNARE-, vienen apostándole a los Mercados Verdes, motivando a los campesinos y cultivadores para que siembren el arroz sin inundación, produciendo, de esta manera, arroz secano, práctica que consiste en dejar que, únicamente, el agua de las lluvias sean las que rieguen el producto.  

Dicho proyecto pretende brindar alternativas a los cultivadores de arroz para que adopten la cultura de producción sin químicos y sin provocar contaminación, tanto en el producto que van a cosechar como en el medio ambiente y el entorno.

Según Carlos Mario Zuluaga, Director de CORNARE, les han venido entregando dos libras de arroz a cada campesino, con lo cual se logra una producción de 40 libras, “es decir, por cada libra, son 40 libras que se están cosechando. Es un proyecto que no solamente mejora en la parte del tema nutricional, de alternativa económica para estas familias, sino que también nos están llevando a mejorar suelos, a hacer barreras vivas” afirma.

De esta manera, con el ánimo de fortalecer la producción de arroz secano, CORNARE ha entregado máquinas de trillar, con las cuales, según, Zuluaga, se les facilita un poco el trabajo. “Son máquinas con capacidad de trillar 150 kilos por hora, son portátiles y eso facilita, no solamente la actividad del campesino, sino que cultiva y estimula a que estos proyectos sostenibles se puedan seguir haciendo en la región” asegura el Director.

Además, cuenta que uno de los problemas que tenían los campesinos a la hora de trillar el arroz es que debían hacerlo con golpes, por lo cual, el tener la máquina trilladora, “se les facilita no solamente la actividad, sino que hoy estamos buscando que, a partir de estas estrategias, como el arroz, el cacao y proyectos agroforestales, vamos teniendo una nueva visión de la agricultura”.

Son 800 familias en toda la jurisdicción de CORNARE las que se están beneficiando con dichos proyectos, según Carlos Mario Zuluaga, quien, además, asegura que la inversión es de 3.000 millones de pesos, los cuales están siendo divididos en diferentes parcelas agroforestales de cacao, café, frutales y de arroz.

Comentarios

Te puede interesar