ActualidadAlejandríaEmbalsesGranadaSan Rafael

“Luego del retorno vivo feliz y tranquila junto a mi familia”: víctima de San Rafael (Antioquia)

Por: Unidad de Víctimas

A 109 familias de Antioquia Unidad para las Víctimas les cambió la vida al fortalecer su unidad productiva, entregándoles dotaciones para sus negocios como parte de su reparación integral.

Familias de los municipios antioqueños de Granada, San Rafael, Alejandría y Urrao, fueron las beneficiadas de la entrega de estos esquemas especiales con lo que pueden salir adelante por sus propios medios.

Una de ellas es Amparo Jaramillo, víctima retornada a San Rafael, a quien le entregaron elementos por alrededor de 4 millones de pesos y quien padeció tres hechos victimizantes pero que hoy sonríe y pudo salir adelante junto a sus dos hijas y a su nieto. “A mí me cambió la vida, en el 90 mataron a mi primer esposo, y me hicieron desplazarme del municipio de San Rafael por extorsiones; inicié otro negocio en Rionegro, pero de allí también me hicieron salir”.

Luego de perderlo todo, quedarle debiendo a los bancos millones de pesos, solicitó ayuda para retornar a San Rafael y hoy con una sonrisa y la satisfacción de poderle dar sustento a su familia Jaramillo dice que “no tengo mucho, no hay lujos, ni tengo una casa propia como alguna vez la tuve, pero con mi peluquería vivo bien y me alcanza para lo que necesario”.

Ella inició en el mundo de la belleza por azares del destino, luego de tener un negocio de rifas de casas y carros, donde la prosperidad desbordaba de su bolsillo y paso a tener que pedir ayuda. “Llegué a la ciudad de Medellín desplazada y con miedo por las amenazas, pedí ayuda a la Alcaldía y ahí fue cuando salí beneficiada del programa de retorno, me ayudaron con 4 millones de pesos para dotar mi negocio con lo que inicié y con mis propias manos terminé de pintar y adecuar algunas cositas del local. Legué a San Rafael sin pena, porque antes tenía dinero, carro y de todo, ahora me dicen Amparo la peluquera, yo le pongo amor y entusiasmo a lo que hago porque si me quedo llorando con lo que pudo ser nunca tendré nada para dejarles a mis hijas”.

Su sueño es ampliar su negocio, y tener una casa pero en la parte rural de su municipio para tener otra unidad de negocio porque tanto ella como sus hijas son de iniciativa y lo que las mueve es el emprendimiento. “Ya llevo 7 millones abonados a un terreno que le estoy pagando de a 200 mil pesos mensuales a un señor de por acá, ahí espero poder construir una casita para montar algún otro negocio y que una de mis hijas lo maneje. Sin duda puedo decir que luego del retorno vivo feliz y tranquila junto a mi familia”.

Para Jorge Mario Alzate, director de la Unidad para las Víctimas en Antioquia,  “es satisfactorio escuchar a las personas en cada uno de estos municipios donde se realizan estas entregas, saber que de una u otra manera han podido superar sus condiciones y pasar la página de la violencia”.

Alzate agregó que “el gobierno nacional a través de la Unidad entrega estas dotaciones con el fin de mejorar la calidad de vida de las víctimas y que puedan tener el sustento diario”.

Comentarios

Te puede interesar