ActualidadAltiplanoEdición ImpresaNoticiasOriente antioqueñoSalud

Marihuana medicinal: del Oriente para el mundo

La empresa PharmaCielo Colombia Holdings S.A.S. eligió el Oriente Antioqueño para comenzar la producción del cannabis medicinal, destacando de esta región la fertilidad de sus tierras y la gran experiencia en materia de flores.

Razón tenían las abuelas cuando, al ver que teníamos alguna dolencia, no pensaban dos veces para aplicarnos la mixtura de hierbas, alcohol y alguna que otra cosa que, según ellas, podría servir para aliviar nuestro malestar. No hay claridad frente al hecho, no obstante, y una vez más, se comprueba que estás personas, con un poco más de edad y, claramente, más experiencia, proporcionaron un antecedente claro frente al uso curativo, cuasi medicinal, que el ingrediente principal de dicha mezcla podría proporcionar: la marihuana.

No es un secreto que dicha planta, a lo largo de los años, ha sido estigmatizada, pues algunos -por no decir muchos- le han dado un uso recreativo, siendo este uno de los factores principales en el señalamiento y desacreditación del Cannabis. Hoy por hoy, en diversos lugares del mundo, se le está dando un uso más consciente, enfocado, principalmente, en el campo medicinal. Este es el caso de Colombia, un país donde el cultivo, uso y comercialización de la marihuana ha sido constante, hasta hace poco desde la ilegalidad, sin embargo, ahora cuenta con los permisos y acreditaciones necesarias para la producción del Cannabis con fines medicinales.

PharmaCielo Colombia Holdings S.A.S., es la empresa colombiana que se encargó de mediar y buscar los permisos necesarios para la producción, comercialización y uso medicinal del cannabis, dándole la posibilidad al país de conocer otro aspecto relevante de la planta y, adicional a eso, contribuir para que el estigma que se creó a raíz no sólo de los anteriores usos que se le daba, sino, además, de un pasado donde se desataba la violencia motivada por el narcotráfico de esta y otras sustancias, desaparezca.

¿De dónde surgió PharmaCielo?

Hace cinco años, cuando en el Oriente Antioqueño se presentó la crisis de las flores, cuenta Federico Cook Correa, Cofundador de PharmaCielo Colombia Holdings S.A.S, y quien además ha sido director general, miembro de la junta directiva, socio, y fundador de numerosas empresas de horticultura en Rionegro, Antioquia, surgió la necesidad de buscar alternativas para la diversificación de la floricultura. “Fue un momento muy difícil donde nos quebramos y se quebraron muchas empresas en el Oriente Antioqueño con el tema de la reevaluación” relata. Asimismo, dice que, por esa época y durante esa búsqueda de posibilidades, conoció a un ciudadano canadiense, con quien comenzó a dialogar acerca de alternativas de diversificación, aromáticas medicinales y otras opciones implementadas en el ámbito internacional, centrándose, específicamente, en el cannabis medicinal.

El ciudadano canadiense, Patricio Stocker, decidió agendar un encuentro con el colombiano, puesto que, según Cook, éste se enteró de su experiencia en flores y en el tema de extractos de plantas medicinales con la empresa Ecoflora y Tahamí. “Él venía de Canadá, ya conociendo a Colombia desde hace unos años, desde el 2012, y con él comenzamos a explorar alternativas del desarrollo de la nueva industria en Colombia, para ver cuál era la situación legal, si había la forma, si había ley o no había ley” contó.

Durante la búsqueda, se encontraron con la ausencia de la norma frente a la temática, no obstante, tomaron la ley 30 del 86, en la cual se estipula los usos y posibilidades que hay frente a la producción, fabricación, exportación, importación, distribución, comercio, uso y posesión de todas las sustancias y/o plantas que causen algún tipo de alteraciones neurológicas y fisiológicas en el humano, limitándolas, conforme a la ley, al uso medicinal y científico, y en el Decreto 2467 de 2015, se especifica la reglamentación concreta en el caso del cannabis.

Según Cook, durante la planeación, tomaron a Colombia como el escenario ideal para la ejecución del proyecto gracias a la experiencia que ha tenido con el tema de la floricultura y otros factores que lo hacían atractivo para incursionar con este producto. “El país era muy competitivo por el conocimiento de flores, la experiencia, la idoneidad en el tema de producción de flores, el personal entrenado, los invernaderos hechos, con permisos legalizados, con Cornare, con permisos de planeación… llave en mano para poder transformar o diversificar en otro producto”. Dijo Federico Cook, Cofundador PharmaCielo.

Asimismo, al tiempo que se hacía la estructuración del proyecto, cuenta el Cofundador colombiano, se tenían acercamientos con entidades del Estado, en una tarea de casi cuatro años, donde dependencias como los Ministerios de Hacienda, de Agricultura, de Salud y la Policía de Estupefacientes fueron recibiendo asesorías por parte del equipo de trabajo de la empresa, quienes también recibieron apoyo y acompañamiento del personal del Gobierno. De esta manera, ambas partes contribuyeron con la actualización de las normas y leyes vigentes para hacer posible la puesta en marcha del plan.

“Hoy ya tenemos las licencias de fabricación, licencias de cultivo, psicoactivo y no psicoactivo, tenemos los cupos de las primeras plántulas para sembrar, ya las tenemos autorizadas, ya están sembradas en el campo, son las primeras plantas legales en Colombia de la historia; en cannabis medicinal nosotros somos pioneros, ya hay más gente en el proceso, hemos abierto puertas y viene más gente detrás, es una industria nueva donde el objetivo es desestigmatizar el tema del cannabis a través de lo medicinal y la idea de desestigmatizar y quitar el mal nombre y la reputación colombiana; también, pasar de producir la mata que mata a la mata que cura”. Relata Cook.

Marcelo Antunes de Siqueira, Director operativo (Centro de semillero y propagación). Federico Cook Correa, Director y Cofundador PharmaCielo Colombia. Camilo Alberto Ospina, Médico Investigador PharmaCielo.

PharmaCielo: Hecho en Colombia

La empresa PharmaCielo está dividida en dos compañías: PharmaCielo Ltd y PharamaCielo Colombia Holdings S.A.S. La primera se encuentra ubicada en Canadá y es, como lo dice Cook, la matriz, pues es quien realiza la inversión y provee las herramientas tecnológicas; su presidente es Patricio Stocker. Y la segunda está ubicada en Colombia, específicamente en Rionegro, municipio del Oriente Antioqueño, en ella se manejará la producción, genética y propagación del cannabis, además de su procesamiento.  

La empresa colombiana cuenta con 35 hectáreas, divididas en área administrativa, invernaderos, zona de procesamiento y bodega, además de un amplio paisaje que acompaña a empleados y visitante desde la primera portería hasta los linderos resguardados por los dos kilómetros de cerramiento perimetral, los cuales, constantemente, están bajo el lente y a la vista de un equipo completo de seguridad, quien permanece 24 horas monitoreando cada sector del lugar, esto por lo que representa el producto que allí se maneja. Frente al tema de seguridad dice Federico Cook que “es una de las consideraciones muy importantes, es tan importante como la producción, la parte agrícola, la parte industrial… la parte de seguridad es un renglón supremamente importante para garantizar a nivel nacional, a las autoridades, que es parte de la ley, de los decretos reglamentarios y resoluciones, el cumplimiento riguroso de todo el tema de seguridad” afirma.

PharmaCielo Colombia Holdings S.A.S cuenta con un amplio y calificado equipo de trabajo interdisciplinario. Entre el grupo de profesionales se encuentran agrónomos con experiencia en floricultura, ingenieros químicos, químicos farmacéuticos, químicos puros, biólogos, investigadores, médicos y administradores, además de un grupo de asesores en cada área o temática, algunos son extranjeros con gran experiencia en la materia.

Según el Presidente de PharmaCielo Colombia, Federico Cook, la empresa tendrá un gran impacto en el aspecto laboral, pues cuenta que podrá generar empleo para entre 15 y 20 personas por hectárea y que, durante este año y según como se lleve el proceso con el Gobierno, en cuanto a la aprobación y permisos, se trabajarán en, aproximadamente, 20 hectáreas, generando, más o menos, 200 empleos durante el 2018. En cuanto a los próximos años, asegura Cook, “es un proyecto que podría llegar a tener miles de empleos en la zona, en todos los procesos, pero solamente en cultivo podrían llegar a ser entre 7.000 y 15.000 empleos, más o menos”.

De acuerdo con lo anterior, uno de los aspectos relevantes para la elección del Oriente Antioqueño como sede de la empresa PharmaCielo tiene que ver con la mano de obra que posee la región, pues, al ser un departamento con alta experiencia en la producción y manejo de las flores, lo hace el escenario perfecto para conseguir personal calificado y con alta experiencia en el tema. Asimismo, Federico destaca la ubicación, pues, según él, es esta región la mayor productora de flores del país y Colombia el segundo exportador del mundo. Además, enfatiza en los costos de producción comparados con los de otros países: “los costos de producción en Canadá, Estados Unidos, ni comparación con los costos nuestros, son una décima parte del costo de producción, más o menos acá de lo que les cuesta allá”.

“Desde el Oriente Antioqueño para el mundo”

En los planes que tiene PharmaCielo Colombia Holdings S.A.S. se encuentra la exportación, aunque dice el Cook que, en este momento, se pretende impactar en el mercado colombiano, pues están buscando tener un desarrollo del negocio desde todos los ámbitos: producción, procesamiento y comercialización. Además, cuenta que aún están en el proceso de clasificación y caracterización de las diferentes variedades de la planta, así como también pendientes de diferentes trámites con el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) y con el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamento (Invima).

“Hay diferentes variedades, nosotros tenemos unas ciento y pico de variedades para evaluar, de las cuales, muchas de ellas tienen las características medicinales que necesitamos. Una vez las evaluemos se registran con el ICA y con el ICA ya comenzaremos a hacer la evaluación de los contenidos de ingredientes activos de las variedades y con eso ya comenzamos a desarrollar el producto, que ya tendrá que ser avalado y certificado por el Invima. Eso se va a demorar un proceso de desarrollo del producto de todo el año, de ocho meses a un año podemos tener ya producto final para comercialización”. Cuenta Federico Cook.

Caucannabis, una apuesta social

Caucannbis es otro de los proyectos que realizará PharmaCielo tiene que ver con el Cauca, zona donde el cultivo de estupefacientes ha sido constante. Dicho plan tiene que ver con brindarles la posibilidad a pequeños agricultores que, por diferentes circunstancias, se ha dedicado al cultivo y comercialización ilegal de marihuana y cocaína, para que se sumen al proyecto que la empresa viene liderando y le den otro valor y direccionamiento a la labor que han venido realizando.

Según Federico Cook, los 63 agricultores e indígenas que acompañarán el proceso, se comprometen a tumbar los cultivos ilegales que estaban manejando y, así, comenzar a sembrar el cannabis medicinal que la empresa les proporcionará. “Hace un mes (diciembre) salió la licencia de ellos, entonces ya tenemos las licencias nuestras, las licencias de ellos, el cupo para producir, la licencia de fabricación. Tenemos todos los componentes que requiere el negocio. Hoy ya somos industria” cuenta.

El proyecto se realizará en cinco municipios del Cauca y contará con el apoyo del Gobierno.

El cannabis: medicina del futuro

Camilo Alberto Ospina, Médico Investigador PharmaCielo

Camilo Alberto Ospina es médico del CES y de la Universidad de Antioquia, y forma parte del equipo de trabajo de PharmaCielo Colombia Holdings S.A.S. y es quien apoya el componente clínico de la empresa. Así, en cuanto a la temática cuenta que “en este momento hay 110 estudios clínicos en proceso, 23 que están a punto de salir, esto es con fecha de diciembre del 2017, estos estudios clínicos duran de tres a cinco o siete años, que son ya con pacientes reales”.

Dice Ospina que el cannabis medicinal tiene diferentes usos y que es aplicable en una gran cantidad de enfermedades y dolencias, desde los dolores crónicos hasta padecimientos intratables y los malestares provocados por el cáncer. En las gráficas se muestran los principales usos de esta nueva alternativa de la medicina, los datos fueron proporcionados por Ospina.

DOLORES   MOV. ESPÁSMICOS
Crónicos Calambres
Intratables Convulsiones
Cáncer
 

 

ENFERMEDADES CRÓNICAS

Artritis Normalmente aparecen después de los 50-60 años.
Corazón
Pulmones
Hígado
Intestino
ENFERMEDADES MENTALES Y EMOCIONALES Insomnio Como síntomas de enfermedades crónicas.
Depresión
Ansiedad
 

ENFERMEDADES EN INVESTIGACIÓN

Diabetes
Autismo
Retraso mental
Problemas dermatológicos
Glaucoma
ADICCIONES A OTRAS DROGAS Como droga de salida

Síndrome de abstinencia

“No sabíamos esta matica cuál era la raza, la cepa, la concentración. La marihuana tiene tres componentes muy importantes que son el THC, el CBD y los Terpenoides, de acuerdo a cada uno de esos componentes tiene un uso, una indicación o un perfil de uso seguro y adecuado para una condición” asegura Camilo Ospina, médico investigador de PharmaCielo.

Asimismo, afirma el médico que este tipo de medicina será personalizada, puesto que, dependiendo del padecimiento del individuo, se le recetará el cannabis con una concentración mayor del componente que más requiera. Para esto, según Camilo, se tendrá que medir el tono endocannabinoide de cada persona y, así, saber cuánta capacidad tiene el cuerpo para producir y recibir la dosis.

Dice el médico que PharmaCielo cuenta con más de 100 variedades de la planta, medidas y estudiadas químicamente para usarlas en pacientes con enfermedades determinadas, y que de ahí radica la importancia de conocer la cepa y cada componente que la integra. De esta manera, la empresa busca capacitar a otros médicos para que, dentro de sus recetas puedan incluir el cannabis. “Estamos empezando a traerlos acá, que conozcan, a formarlos, a capacitación, para que empiecen esto. Hicimos un convenio con el CES, vamos a empezar con el primer curso de 16 horas para que ellos se formen en cómo es la farmacoterapia, cómo es la dosificación, cómo son los efectos, cómo son las variedades…” cuenta.

Derrotar un estigma

Como se dijo, la marihuana ha sido estigmatizada por los anteriores usos que se le han dado, no obstante, este es el momento ideal para derrotar ese estigma y darle la oportunidad al cannabis de sanar, como bien lo dijo Federico Cook, “pasar de ser la mata que mata a la mata que cura”.

Este es el ideal de PharmaCielo, crear conciencia en la comunidad y ofrecer una alternativa medicinal diferente. Y que no se nos olvide, las abuelas confiaban en los poderes curativos de esta planta, algo de razón tendrían.

Comentarios

Te puede interesar