ActualidadEducaciónInteresInvestigacionesOrienteOriente antioqueñoVíctimas

Más de 1.640 minas antipersonal destruidas en el Oriente antioqueño

Por Juan Camilo Gallego Castro
Fotografías: Cortesía The Halo Trust  y Stiven Jiménez

Desde la vereda Falditas en San Rafael se observa la autopista que comunica este municipio con Guatapé. El pasado 16 de junio, la ONG británica The Halo Trust la declaró como libre de sospecha de minas.

La noticia llegó casi cuatro meses después de que la ONG suspendiera sus operaciones en Sonsón y San Rafael por falta de recursos. El alcalde Abad de Jesús Marín dijo en su momento que ello demostraba el olvido con su pueblo, no solo en el desminado, sino en la reparación de sus víctimas, dado que el 95% de la población es víctima del conflicto.

No obstante, el último fin de semana el mandatario se mostró satisfecho de que Falditas haya sido declarada libre de sospecha de minas y que otra área peligrosa, en la vereda La Rápida, también fuera despejada.

“Estoy muy complacido por ese tema. Esto es muy importante por la tranquilidad y la seguridad de las familias; segundo, porque podemos garantizar el retorno de la población desplazada y afectada que no ha podido regresar; tercero, por la inversión de recursos de orden nacional y orden internacional”, dijo el mandatario.

Así como se descontaminaron estas áreas peligrosas, The Halo Trust reactivó sus operaciones en Sonsón y El Carmen, iniciará el desminado en Abejorral y continúa su labor en Argelia. Por su parte, el Batallón de Desminado Humanitario (Bides) trabaja en Granada, Cocorná, San Luis, San Carlos y Concepción.

El desminado civil

El primero de junio de 2017, The Halo Trust inició un nuevo convenio con el gobierno de Estados Unidos, lo que permitió reactivar sus operaciones y aumentar en 50 el equipo de desminadores civiles.

De acuerdo con Johany Zuluaga Herrera, gerente de la Locación Antioquia de The Halo Trust, se van a concentrar en las zonas de alto impacto en San Rafael, Sonsón, Abejorral y El Carmen de Viboral.

En San Rafael trabajan en tres veredas, en Sonsón en seis áreas peligrosas (veredas La Soledad, Campoalegre, Caunzal, Santa Rosa y La Montañita), mientras que en El Carmen y Abejorral volverán a hacer Estudio No Técnico (ENT) para determinar nuevas áreas peligrosas, dado que han pasado varios años y esto los obliga a repetir el estudio. En El Carmen quedaron pendientes siete áreas peligrosas en las veredas El Brasil, El Roblal, Santa Rita, El Porvenir y La Cascada, una zona boscosa en límites con Cocorná y San Francisco, en donde hicieron presencia Farc, Eln, Autodefensas Campesinas del Magdalena Medio y Ejército. En Abejorral, por su parte, donde no se ha hecho desminado, se priorizaron cuatro áreas peligrosas en las veredas Pantano Negro, Santa Ana y Guayaquil.

De otro lado, en Argelia, en donde 74 personas han sido víctimas de minas antipersonal, inició el desminado el 21 de febrero de este año, cuatro meses después de una explosión cerca a la escuela de la vereda El Fresnito que volvió a atemorizar a los argelinos.

Dice Zuluaga Herrera que tienen operaciones en las veredas El Rosario, El Fresnito y Santa Teresa, en donde han destruido 12 minas y dos granadas.

desminadooriente1-1024x768

“La gente está recibiendo con mucha expectativa el desminado. La verdad, yo veo mucha receptividad de los habitantes de Argelia. Es normal ver casas desocupadas, las llaman las casas de la guerra. Con el desminado esas familias que vivían ahí pueden regresar”, dice Sergio Ríos, docente de la Institución Educativa Santa Teresa.

Dice que en veredas como Mesones, abandonadas por el conflicto y la presencia de minas, la escuela no funciona ni hay niños que estudien. “Hemos perdido cuatro cupos de docentes porque no hay estudiantes. Las oportunidades de empleo son muy bajas. Al estar expuestos a las minas, muchos padres optan por ir a Sonsón o viajar a Medellín. La situación es compleja en veredas como Mesones, El Tigre y Guadualito”, agrega Ríos.

En cuanto al despojo o abandono de tierras, la Unidad de Restitución de Tierras en Antioquia tiene 417 solicitudes de restitución, pero este proceso no se puede adelantar hasta que no finalice el desminado. Por ende, el retorno aún es complejo en este municipio.

Desminado militar

En Antioquia, cinco municipios han sido declarados libres de sospecha de minas. San Carlos, San Francisco, Guatapé, La Unión y Nariño. Los dos primeros desminados por el Batallón de Desminado Humanitario.

Hoy, el Bides adelanta labores en San Carlos, San Luis, Granada, Cocorná y Concepción.

De acuerdo con el Cabo Monroy, encargado de San Carlos y San Luis, en el primero tienen 12 veredas intervenidas. A pesar de que fue declarado libre de sospecha de minas en el 2012, el retorno de familias hacia veredas deshabitadas que no habían sido atendidas obligó la intervención de un nuevo pelotón de desminado.

En cuanto a Granada, el sargento Fabián López dice que esperan entregarlo libre de sospecha a finales de 2017. Allí, 33 de las 52 veredas están descontaminadas. No obstante, Calderas, Cristalina Cruces y San Miguel no podrán atenderlas porque están deshabitadas.

Concepción fue el último municipio en donde inició actividades el Bides, luego de la explosión de una granada que dejó dos nuevas víctimas en la vereda La Clara. Con ellas, 793 personas han sido víctimas de estos artefactos en el Oriente antioqueño. En Antioquia están el 22% de las 11.474 víctimas por minas en el país. La entrega de nuevas veredas, como en San Rafael, es un hecho significativo que permite pasar la página del conflicto en una de las zonas más golpeadas por los actores armados en el país.

11,185 total views, 3 views today

Comentarios

Te puede interesar