ActualidadAltiplanoRionegro

Rionegreros, indignados por cobro de valorización

El Colombiano

“No estoy alarmado o indignado”. Así respondió el alcalde de Rionegro, Andrés Julián Rendón Cardona, cuando EL COLOMBIANO le consultó sobre la marcha pacífica que diversas organizaciones sociales realizarán el 14 de noviembre en ese municipio del Oriente antioqueño, para protestar contra los $450.000 millones que se cobrarán por obras de valorización.

La calma del mandatario contrasta con los ánimos caldeados de sus opositores y líderes comunitarios. Tal es el caso de Luis Ernesto Castaño Castaño, presidente del movimiento Creamos, quien sostiene que Rendón Cardona no ha ido a las reuniones a las que lo han citado y que, cuando va, no toma en cuenta la opinión de la gente. Según sus datos, hay personas a las que les toca pagar por valorización hasta 3 y 4 veces lo que cancelaron por impuesto predial, “que ya de por sí era muy elevado”.

Como ejemplo citó el caso de Asys, un instituto privado que forma personas para el trabajo, con 29 años de experiencia y que funciona en un edificio de cinco pisos. Hasta el 2015 pagaba por predial cerca de $15 millones y con el revalúo efectuado por el actual gobierno su predial pasó en 2016, con reajustes, a cerca de $20 millones. Como en 2017 aumentaron los milajes de este tributo, del 8 por mil a casi el 14 por mil, a esta institución educativa el predial le llegó por $58 millones.

Adicionalmente, agregó Castaño Castaño, hace poco recibieron la notificación de que, por valorización, tendrán que pagar $154 millones, en un horizonte de cinco años.

El director de Creamos advirtió que “Bogotá tiene más de 8 millones de habitantes y les cobrarán $900.000 millones para desarrollar obras de interés social. Y a nosotros, que somos 124.000 habitantes, pretenden cobrarnos $450.000 millones”.

El líder comunitario le solicitó a la administración municipal que haga las obras, pero gestionando de otra manera los recursos. En materia de vías, por ejemplo, recomendó apoyarse en los concesionarios del Túnel de Oriente y en dineros de la Nación, “en lugar de hacerlo de esta forma tan absurda, que se nota es un negocio que empobrecerá aún más a los rionegreros”.

“Una promesa engañosa”

En la marcha del 14 de noviembre, “van a participar sectores que se sienten atropellados, como el transporte, la población vulnerable de Alto Bonito y quienes ven que el alcalde no se sienta a escuchar a la comunidad y en su lugar impone las medidas”.

Tal es la expectativa que tiene Ricardo Nieto Rizo, concejal de Rionegro por el Movimiento de Autoridades Indígenas de Colombia y quien, según precisó, hace causa común con tres corporados del Partido Liberal y uno más de Opción Ciudadana.

El corporado comentó que, por un lado, el alcalde prometió reducir el impuesto predial, pero, por el otro, creó el tributo de la valorización. “Lo que se ahorra por un bolsillo, lo saca por el doble de su valor con la valorización. Esa es una promesa engañosa e incumplida”.

A juicio de Nieto Rizo, las obras viales planteadas por el alcalde son necesarias, pero advirtió que esos 29 kilómetros de nuevas carreteras se podrían financiar de otra manera. “Es que, aseguró, este es un municipio muy rico. Si hay para un trencito de $5,6 billones, tiene que haber dinero para financiar $700.000 millones en vías”.

Un mecanismo alternativo de financiamiento, sugerido por Nieto Rizo, es acudir a las vigencias futuras excepcionales y realizar primero las obras y luego cobrar la valorización, “porque si se recauda primero la gente piensa que se van a robar la plata. Eso es como cuando usted va a un restaurante, en el que primero come y luego paga el servicio”.

La Alcaldía saca pecho

“Nos sentimos muy orgullosos del proyecto de valorización. Hemos ido a todas las comunidades a contarlo y estamos seguros de que logramos los principios de equilibrio y equidad para todas las familias”, dijo Ana María Mejía Bernal, secretaria de Desarrollo Territorial de Rionegro.

La funcionaria destacó que el Municipio asumirá los $45.000 millones que pagarían las familias de estrato 1, 2, 3 y 4, los pequeños y medianos productores agropecuarios y los protectores del bosque, por la primera vivienda en la que residen. Si tienen otras, por ellas sí pagaría cada quien la valorización.

Mejía Bernal aseguró que no es correcto comparar los cobros de valorización de Rionegro con los de otras capitales. Los de este municipio, serán por beneficio general para la población. Los $470.000 millones cobrados en Medellín, en 2014, fueron por obras desarrolladas en el sector de El Poblado. Así mismo, los $900.000 millones que se cobrarán en Bogotá, serán por beneficios igualmente locales, a una población similar a la que hoy tiene Rionegro.

“Estamos seguros de que hemos hecho bien las cosas, con equidad y rigor profesional”, concluyó Mejía Bernal .

“Es fastidioso cobrar la valorización” alcalde de rionegro

Image

El alcalde de Rionegro, Andrés Julián Rendón Cardona, reconoció que “es fastidioso cobrar la valorización”, pero aseguró que es la mejor manera de entrar a solucionar el enorme desorden que encontró en materia de planeación.

El mandatario indicó que el plan vial, que pretende construir 29 kilómetros de vías para los próximos 70 años, con mejores especificaciones y ciclorrutas, tiene un costo de $630.000 millones, pero genera en beneficios económicos, sociales y ambientales (externalidades que llaman los economistas) más de $1,7 billones. De este último monto, $1 billón corresponde al mayor valor de las tierras y el resto a otros impactos positivos.

Al consultar la capacidad de pago de las personas, se estableció que aunque los rionegreros podían cancelar $650.000 millones, solo se les facturarían $450.000 millones. La suma restante, la tendrá que conseguir el Municipio de Rionegro con créditos o recursos propios.

El mandatario insistió en el tratamiento especial que van a recibir los sectores de menores recursos.

Al respecto, Andrés Julián Rendón Cardona indicó que, en Rionegro, el 38% de las familias son propietarias de las viviendas. Y, dentro de este 38%, hay un 70% de propietarios que tienen dos o más derechos de propiedad.

De ahí que, como lo indicó la Secretaria de Desarrollo Territorial, la valorización de los estratos 1 al 4, los pequeños y medianos productores y los protectores del bosque, no se les cobrará sobre las viviendas en las que vivan, pero sí sobre otras que tengan, pues se supone que derivan de ella alguna renta.

Comentarios

Te puede interesar