ActualidadAltiplanoBosquesEmbalsesOrientePáramoRegion

Si se trabaja en forma juiciosa, responsable y articulada, el desarrollo del Oriente será un desarrollo de oportunidad y no de arrasar el territorio: Gerente de Camacol Antioquia

Eduardo Loaiza, gerente de la Cámara Colombiana de la Construcción Camacol Antioquia

Según Eduardo Loaiza, gerente de la Cámara Colombiana de la Construcción Camacol Antioquia, el Oriente Antioqueño ha tenido una dinámica importante en los últimos años en cuanto al desarrollo inmobiliario y constructivo. “Hace no más de ocho años, en la región, se vendían 500 unidades de vivienda en el Oriente Antioqueño, entre este y el año entrante se pueden vender perfectamente 3 mil unidades de vivienda, o sea, el sector, en esta región, está creciendo por seis veces” expone.

De acuerdo con lo anterior, el gremio de la construcción se enfrenta a diferentes retos, los cuales dependen, en gran medida, de los municipios y de los Planes de Ordenamiento Territorial -POT- que se estipulen, ya que, plantea Loaiza, de la claridad y normatividad que contemplen estos, depende el éxito del sector constructor y, por ende, de la dinámica inmobiliaria de cada localidad y de la región en general.

Como se sabe, gran cantidad de obras son ejecutadas sin contar con los permisos necesarios proporcionados por las autoridades competentes, lo cual, podría ser un riesgo, además de ilegal, ya que, sin las licencias y avales, dichos proyectos podrían frenarse, quedando parados en el mercado, por lo cual, para el Gerente de Camacol, es necesario generar un fortalecimiento institucional de control urbano desde las oficinas de Planeación de los municipios, con esto, se garantizaría una mayor confiabilidad y garantía desde el gremio constructor, “nosotros insistimos mucho al que hace esas actividades para ser conscientes, desde lo ético, hasta el nivel de legalidad y toda la responsabilidad que implica adelantar un proyecto” dice.

Por otra parte, hace un llamado al público en general para que se concienticen de que “en construcción lo barato sale caro”, puesto que, cuando se compra algo por fuera del promedio general, se podría entrar a sospechar de dicha obra, ya sea por falta de reglamentos técnicos o de autorizaciones legales.

Retos para los municipios y el gremio constructor

En la medida en la que se va extendiendo el panorama constructor en todo el territorio del Oriente de Antioquia, se van creando ciertas necesidades y retos en las diferentes localidades, puesto que no solo serán las obras o edificaciones las que integren el nuevo entorno. De este modo, afirma Loaiza, “se tienen que adelantar los planes maestros de equipamiento de zonas verdes y viales, pues lo que podría pasar si no se tiene claridad en esos equipamientos en zonas verdes, en el espacio público y en lo vial, es que el desarrollo constructivo individual arrasaría los municipios”.

Asimismo, dice que la empresa Camacol ha hecho acuerdos de responsabilidad ambiental con la Corporación Autónoma Regional de los Ríos Negro y Nare -Cornare-, buscando sensibilizar al sector empresarial para que los productos que fabriquen o usen sean más eficientes en el ahorro de energía y agua, o que propendan por la implementación de energías alternativas, con una intervención forestal menor y que se compense de ser necesario.

Desde el gremio de la construcción se ha adquirido un compromiso con el desarrollo inmobiliario del Oriente, el cual, para el Gerente, es “responsable, serio, juicioso y legal”, aunque lamenta el hecho de que el sector privado y del mercado no está siendo acompañado por todo lo que se requiere del sector público, puesto que, gran parte de las obligaciones que se pagan, muchas veces no son invertidas en para lo que fueron creadas, bien sea en zonas verdes o de equipamiento, sino destinadas para fondos comunes del municipio, dejando de lado la creación de espacios integrales.

A la empresa Camacol le ha interesados estar en constante interacción con los Alcaldes, por lo cual, ha podido conocer los diferentes POT, “y vemos, en general, que estamos teniendo unos Alcaldes juiciosos, comprometidos, con buenos equipos, con claridad en proyectos estratégicos de desarrollo de la región”, afirma Eduardo Loaiza, y destaca el modelo asociativo de provincia, al ver que con él se supera el interés de un municipio, lo cual visualiza como un comienzo para dar pasos significativos.

Propuestas e iniciativas

Según el gerente de Camacol, Eduardo Loaiza, la zona del Oriente Antioqueño tiene un tamaño mayor al territorio del Valle de Aburrá, lo cual le brinda a esta subregión un gran potencial en materia constructiva, debido a su capacidad de soporte y de absorción para el crecimiento inmobiliario, planificado u organizado, de la mano de las autoridades del sector público.

Teniendo en cuenta lo anterior, el gremio ha propuesto implementar en Rionegro la figura de Curadurías Urbanas, teniendo en cuenta que este es el municipio con mayor dinámica constructiva, pero sin desconocer que los demás también forman parte fundamental de dicho crecimiento.

La mencionada figura, tendría la función de evaluar y revisar la papelería de los proyectos y verificar si cumplen o no con las normas legales y técnicas necesarias, lo cual, les permitiría a las oficinas de Planeación dedicarse a la organización del municipio y a pensar y diseñar el futuro del desarrollo del mismo.

“Entonces, si se trabaja en forma juiciosa, responsable y articulada, el desarrollo del Oriente será un desarrollo de oportunidad y no de arrasar el territorio”, puntualiza el Gerente.

Comentarios

Te puede interesar