ActualidadSalud

Tiempo de cerrar ciclos

La navidad es un tiempo lindo lleno de magia y energía de amor para compartir con los demás, en este tiempo nos disponernos a las celebraciones, fiestas, encuentros, compras y demás momentos que le permiten a la mente entrar en una sensación de felicidad y alegría. Pero la navidad también puede ser un tiempo muy especial para las personas, cuando entramos en momentos de reflexión y recogimiento, dado que es el último mes del año, es la etapa final de todas las experiencias que hemos vivido durante estos 365 días,  es aquí donde los quiero invitar a vivir estos últimos días del año en sintonía con el cierre de todos esos ciclos que se vivieron en las diferentes circunstancias de la vida, la pareja, la salud, el trabajo, los amigos, la familia, porque durante todo el años vamos experimentando situaciones agradables y otras no tanto que nos pueden dejar sin sabores o tristezas en el alma, que nos van entorpeciendo nuestro camino de vida, por lo tanto es muy importante hacer consciencia de que situaciones tenemos pendientes y con qué personas tenemos asuntos sin resolver, para que podamos cerrar de manera correcta y poder ir dejando en el pasado todo aquello que no nos aporta de manera positiva en nuestra experiencia de vida, es de esta manera que generamos la culminación de un ciclo o una etapa, para poder dejar espacio para las nuevas experiencias, las nuevas personas, nuevos aprendizajes y una mejor información que enriquezca nuestra vida.

A continuación te propongo 5 pasos que te pueden ayudar a cerrar los ciclos que tengas pendientes:

  1. Identifica que situaciones no has terminado en tu vida como por ejemplo despedirte adecuadamente de un trabajo que termino, darle las gracias a alguien que te ayudo en algún momento, culminar tus estudios, despedirte de alguien que perdiste, y con qué personas no has finalizado adecuadamente algo, como una relación de pareja, una amistad que se terminó de manera inesperada, alguna pelea o discusión con algún familiar, un mal entendido con un compañero de trabajo etc.
  2. Perdónate. Antes de perdonar a cualquier persona o cualquier situación, perdónate a ti mismo. Dicen que no hay peor enemigo que nosotros mismos. Nuestra mente suele jugar en nuestra contra en situaciones difíciles. La mayoría de nosotros somos expertos en autosabotearnos, nos culpamos por cosas que no nos corresponden y nos castigamos de manera muy injusta. Debes aprender a ser compasivo con contigo mismo así como con los demás. Perdónate por las cosas que hiciste mal y deja ir todas aquellas culpas de cosas que no te corresponden.
  3. Perdonar puede ser difícil, sobre todo cuando no recibes una disculpa de la persona que te lastimó. Para perdonar no necesitas que la otra persona se arrepienta y llegue a ti para ofrecerte un perdón; perdonar es una cuestión personal. Perdonar te libera a ti, no lo hagas pensando que le haces un bien a la otra persona, hazlo por ti y por tu bienestar emocional. Trata de comprender a la persona que te lastimó y perdónala por haberlo hecho, suelta todo rencor que sientes hacia ella. No es un proceso fácil, tal vez te costará un poco, pero entiende que el primer paso para cerrar un ciclo es perdonar y dejar atrás todo sentimiento que te ata a esa persona o situación.
  4. Aceptación. Hay cosas que no podemos controlar y mucho menos cambiar, intentarlo sólo crea frustración. Aceptar que las cosas sucedieron así y no hay vuelta atrás es muy importante para cerrar el ciclo. Deja de pensar en las diferentes posibilidades, sobre cómo pudieron haber ocurrido las cosas, pasaron así y punto, acéptalo.
  5. Continúa con tu proyecto de vida. Sigue adelante siempre viviendo el aquí y el ahora, aprendiendo de todas la experiencias y personas que estuvieron en tu pasado, pero nunca te quedes a vivir en él. Cada vez que cerramos un ciclo enriquecemos nuestra experiencia de vida, nos hacemos más sabios y podemos estar más livianos para continuar aprendiendo y sobre todo cumpliendo nuestra misión en la tierra de ser felices.

Paula Andrea Restrepo Arango

Psicóloga.

Comentarios

Te puede interesar