ActualidadAltiplanoDeportesOtros DeportesRionegro

Un sueño de padre e hijo

Extreme Sesions-En Juego

El Oriente Antioqueño se ha convertido en la casa para muchos de los deportistas de esta región, un lugar que crea espacios de protección, reunión, interacción  y confianza. para algunos es considerado como el escenario perfecto para la práctica de diferentes alternativas deportivas; Algunos  municipios como Rionegro han permitido que el Deporte local sea más competitivo, y que llegue a otros lugares del país y del mundo.

Simón Vélez, nació en Medellín – Colombia, exactamente el  23 Septiembre 2003 a la 1:50 de la mañana, en un hogar paisa, con gustos un poco diferentes a los convencionales e inspirados por la adrenalina que contraen los deportes extremos. Desde niño fue influenciado por el fuerte y para muchos adictivo olor a gasolina y el ruidoso rugido de los motores 2 y 4 tiempos, todo esto gracias a la pasión de su padre y especialmente de su  abuelo quien fue campeón nacional y latinoamericano de motovelocidad.

Con el paso del tiempo toda esa fiebre extrema de Rafael Vélez – su padre – fue transmitida rápidamente a Simón. “De niño yo practicaba disciplinas como motocross y bicicross por coincidencias de la vida hace 7 años llegué con mi padre al municipio de Rionegro  y precisamente aquí es dónde comienza mi interés por practicar el BMX FREESTYLE, pues para mi el bicicross ya no era muy emotivo”, Expresa Simón en compañía de su padre.

El Municipio de Rionegro firmó el 27 de junio de 2015 un contrato para la ejecución de una obra en la unidad deportiva Liborio Mejía con el objetivo de construir un skate park  y dos canchas de tenis con una inversión aproximadamente de 1,425,000,000,00 de pesos colombianos. El skatepark se ha convertido en un microterritorio que ha permitido que deportistas como Simón Vélez puedan desarrollarse de forma profesionalmente y representar la región de manera nacional e internacional.

Precisamente hace dos años en este mismo espacio en sus inicios como deportista de la modalidad BMX, Simón era victima del bullying por parte de sus amigos deportistas, dado a que no era muy bueno y no progresa casi. “Un día de entreno, yo me aprendí un truco que para mi era bastante complejo y logré sacarlo frente a ellos y literalmente ahí fue cuando comenzó este sueño porque me di cuenta de que era capaz de hacer lo que sea”. Evoca Simón Vélez.

Actualmente Simón está fuertemente influenciado por la cultura BMX  y se ha convertido en su estilo de vida. Según él, “montar en bici, es una sensación indescriptible pero que significa libertad, familia y felicidad”. Con un fuerte orgullo, su padre Rafael ve en Simón a una persona, “disciplinada, comprometida, de mucho compañerismo y apasionada por lo que hace”.

En su desarrollo profesional Simón ha viajado a eventos internacionales como el Dirt Context Manifiesto en la ciudad de Argentina donde logró representar al Oriente Antioqueño y traer una medalla, también ha participado en eventos nacionales como el X – JAM, Euphory dirt en la ciudad de Ibague. Actualmente Simón y Don Rafa a donde quiera que vayan  dicen con orgullo que son del Oriente Antioqueño.

 

Comentarios

Te puede interesar