Columnistas

UN DÍA MÁS SERÁ UN DÍA MENOS…

HUMBERTO RESTREPO GARCÍASERVICIO: “vicio de servirle al ser…” Los nuevos mandatarios deben ser sensibles a esta realidad, y deben cuidar que sus decisiones administrativas no se inclinen a sólo uno de estos recursos, porque de ser así, podríamos intuir las dificultades a las que se van a enfrentar, tanto con sus comunidades como con los diferentes órganos de control…

Dentro de este grupo de Alcaldes, Alcaldesas, Gobernadores y Gobernadoras que fueron elegidos el pasado 25 de octubre en todo el País, todos y todas tienen variadas profesiones, independiente la profesión que ostenten, cada uno de ellos debe conocer como mínimo dos premisas: la primera, que cada municipio del País en su esencia, es una “empresa” prestadora de servicios… y la segunda, que no importa su tipo o tamaño,  en todas se manejan los cuatro recursos básicos que integran cualquier empresa privada del País.

Sea del tipo o el tamaño que sea, cada empresa administra: recurso físico, recurso económico, recurso humano y recurso “tiempo”, los tres primeros recursos deben administrarse en forma sistémica, el cuarto o sea el recurso tiempo, es transversal a los otros tres. Este último (tiempo), ha sido incorporado dentro del paquete de recursos que se deben manejar y administrar en una empresa, ya que estudios han demostrado y se detectó al interior de éstas, que en un alto porcentaje la falta de eficiencia, eficacia y efectividad, la producían el mal manejo que se le daba a este recurso.

La sensación de alegría, regocijo, plenitud que deben estar experimentando hoy las nuevas y los nuevos mandatarios electos, seguramente es mucha, y eso es válido y apenas obvio, también es cierto que esos sentimientos van a durar varios días, empero, es aquí donde quiero, respetuosa y fraternalmente, llamar la atención a todos los mandatarios electos; esos días de jolgorio no pueden ser eternos, la responsabilidad que acaban de adquirir es mucha, lo que los obliga a, como lo dice la  frase popular, “poner polo a tierra rapidito”.

Cumplir con ese sin número de obligaciones que han adquirido y que superan incluso, el plan de desarrollo que al día de hoy deben estar elaborando, debe ser su único desafío y obsesión.

Muchas de las personas electas podrán pensar que a partir del 1° de enero del 2016 comienzan a gobernar en sus territorios, lo cual es una verdad a medias porque, además de eso, también comienza a terminárseles el periodo para el cual fueron elegidos y elegidas. A partir de su juramento como mandatarios locales el tiempo comenzará a correr y siempre UN DÍA MÁS SERÁ UN DÍA MENOS…

Comentarios

Te puede interesar