180 millones de árboles sembrados para 2022 es el reto que tiene Colombia

0

En los últimos diez años el país ha perdido cerca de 200.000 hectáreas anuales de sus bosques y selva tropical húmeda.

El presidente Iván Duque afirmó este martes, 7 de mayo, que el objetivo en reforestación del país es alcanzar los 180 millones de árboles sembrados en 2022.

Colombia ha perdido en los últimos diez años cerca de 200.000 hectáreas anuales de sus bosques y selva tropical húmeda, siendo una de las regiones más afectadas el Amazonas, donde se concentra el 75 % de la deforestación del país.

Al respecto, Duque tachó el hecho de «ecocidio salvaje que merece el repudio y el rechazo de la comunidad internacional».

«Queremos acompañar esa condena con consciencia colectiva sobre por qué tenemos que proteger esa fuente de riqueza natural que son nuestros bosques tropicales», agregó.

En esa línea el presidente recordó la puesta en marcha de la operación «Artemisa», que busca detener el avance de la deforestación en el país mediante una ofensiva contra los criminales.

Duque atribuyó los «estragos contra bosques y naturaleza» a las actividades derivadas de «prácticas como siembra de cultivos ilícitos o minería ilegal que derrama mercurio contaminando fuentes de agua y deteriorando la calidad de vida de los ciudadanos».

«Recibimos un entorno de energías renovables no convencionales donde el total de capacidad instalada era de 50 megas y dijimos que queríamos dar el salto a 1.500 megas. Creían que esa meta era lejana», dijo el presidente.

A lo que añadió que con la subasta de energías renovables el Estado garantizará la inversión para proyectos «que se adelantarán» para alcanzar las 1.398 megas de esa energía.

La Tropical Forest Alliance (TFA), que forma parte del Foro Económico Mundial, pidió ayer pasar de las acciones individuales a las colectivas para acabar con la deforestación.

Duque también lamentó que en Colombia no haya un mecanismo especial para la protección de los páramos, a pesar de contener el 50 % de esos ecosistemas en el mundo.

«No puede ser que no tengamos un mecanismo para compensar la pérdida de la riqueza de biodiversidad», apuntó el presidente, que añadió que la defensa del medio ambiente no entiende «de ideologías».

Colombia está considerado el segundo país del mundo con mayor biodiversidad por kilómetro cuadrado luego de Brasil.

Por eso, apuntó que «la Constitución colombiana es rica en reconocer derechos ambientales y sociales, pero no podemos dejar de lado que hay muchas comunidades que van a tener que hacer transformaciones en aras de proteger patrimonio», puntualizó.

La TFA, fundada en 2012 y cuya sede se estableció en Ginebra (Suiza), tiene presencia en 33 países y busca contribuir al desarrollo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible impulsados por la ONU.

Por EFE

Comentarios