Alcalde de San Luis lamenta que no se construya central Porvenir II

0

José Maximino Castaño, Alcalde del municipio de San Luis, lamentó el anuncio de Celsia de buscar un nuevo inversionista y detener la ejecución del proyecto hidroeléctrico Porvenir II, el cual prometía  dinamizar la economía de la zona, generar empleo y promover mayor  desarrollo social, así como transferencias millonarias por esta obra. El municipio  dejará de percibir entre $850 y $900 millones anuales por  transferencias del sector eléctrico, de acuerdo con los cálculos de la Alcaldía, al tiempo que se dejan de generar cerca de 800 a 1000 empleos para personas de este municipio, todo lo anterior debido a la oposición que hicieron al proyecto colectivos ecológicos y ambientalistas.

De acuerdo con el mandatario, los recursos e inversión que se prometían con  Porvenir II eran claves para el desarrollo de la región porque es difícil
jalonar recursos solo con las actividades turísticas. El proyecto fue concebido con todos los estándares técnicos y posee unas calidades  energéticas necesarias para el suministro futuro. Tiene licencia ambiental vigente y alcanzaría a cubrir cerca del 3% de la demanda nacional de energía, pues generaría 2.129 GWn-año.

Desde 2012, Celsia, filial del Grupo Argos que iba a desarrollar el proyecto, inició un duro camino por concretar la licencia ambiental para el proyecto que sumaría al sistema eléctrico nacional unos 352 megavatios de capacidad instalada de energía. Sin embargo, solo en julio de 2015 la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla), dejó en firme la autorización. El proyecto implica inversiones por 800 millones de dólares. Esto representa un aumento de 200 millones de dólares frente al precio originalmente estimado en 2012.

Al referirse a los colectivos y organizaciones ambientalistas que se opusieron al proyecto, el Alcalde de San Luis manifestó que “Yo espero que esos colectivos vengan y nos muestren, a los sanluisanos y habitantes de la región, cuál es la alternativa ya que ellos se oponían contundentemente a ese proyecto, entonces ellos deben mostrar una alternativa de desarrollo económico para las comunidades que nos íbamos a beneficiar con ese proyecto. El río está ahí, ellos pretendían que el río se dejara quieto, entonces que nos den otra alternativa de desarrollo. Celsia se había comprometido ante el Gobernador y ante mí a pavimentar la vía Monteloro – El Prodigio, El Prodigio – Tambores. Eran 36 kilómetros de pavimentación de esa vía que desarrollaría la región. Yo aspiro a que esos colectivos tan activos para oponerse al proyecto, nos muestren cuál va a ser la inversión que ellos van a hacer o quién va a hacer esa inversión. Ya teníamos todo listo para un Comando de Policía en El Prodigio para brindar seguridad a esa comunidad. Que ellos nos digan cómo nos van a brindar esa seguridad, más otras inversiones de carácter social. San Luis va a dejar de percibir entre 850 a 900 millones de pesos anuales por transferencias del sector eléctrico. Ellos cómo le van a retribuir al municipio de San Luis todos esos recursos. Yo como Alcalde, de una manera contundente, les exijo que vengan y reúnan al pueblo y a las fuerzas vivas de la región, para que nos digan cuál es la alternativa que esos colectivos van a mostrar, ya que se siguen oponiendo a cuanto proyecto se presente en la región”.

Proteger el Río Samaná

Carlos Olaya del Colectivo Movete, uno de los grupos ambientalistas que se oponía al proyecto hidroeléctrico Provenir II, recordó que desde el 2012 constituyeron en San Carlos las Mesas para la defensa del Río Samaná, porque no querían más represas en el territorio y por considerar que la cuenca del Samaná hay que conservarla, porque es una cuenca excepcional en biodiversidad.

Frente al anuncio de Celsia en el sentido de que buscará otro inversionista para el proyecto, el líder ambientalista manifestó que “El río Samaná no está en venta, el río se debe conservar para otros usos. Ese anuncio nos alarma porque puede llegar otra empresa multinacional irresponsable con el medio ambiente y con la comunidad que generaría otro tipo de conflictos. Nos alegramos mucho con el anuncio de que Celsia no va a hacer la represa porque se salva el río Samaná, pero si persiste en la idea de buscar otra empresa para desarrollar el proyecto, nos va a seguir generando problemas”.

 

 

Comentarios