Ariel Fernando Arboleda Beltrán de 34 años fue enviado a prisión por un juez de Rionegro, el hombre se dedicaba a estafar por las redes sociales en nombre de “Popeye” jefe de sicarios de Pablo Escobar Gaviria.

Arboleda desde las redes sociales vendía artículos a muy bajos costes, los cuales cobraba y nunca enviaba sin importar que se realizaran pagos y pactos por las compras, cuando los clientes lo acosaban para que les entregara los productos, este los bloqueaba del su perfil.

Gracias a la investigación se pudo determinar que los clientes inocentes pagaban entre 200.000 y 300.000 pesos por productos como llantas para camión y pistolas neumáticas.

Tras hacerse viral en las redes sociales, por sus actos ilícitos gracias a los compradores que, enfurecidos, pedían la devolución de su dinero. Esto motivo a que Ariel se hiciera pasar como Popeye, y les exigió a las víctimas retirar las publicaciones, amenazando de un atentado en su contra con bombas que arrojaría a sus casas.

Incluso, Arboleda llegó al punto de pedir una indemnización por un valor superior a los 230 millones de pesos, que a su juicio merecía por las afectaciones a su buen nombre. Todas estas pruebas recopiladas en su contra fueron usadas en la audiencia de imputación de cargos por los delitos de estafa agravada y tentativa de extorsión agravada, los cuales no aceptó. Pese a esto fue cobijado con la medida de prisión en establecimiento carcelario.

 

foto cortesía de FRONTERA.INFO

Comentarios