Rionegro Águilas sorprendió este martes al Independiente de Avellaneda tras 3-2 en el partido de ida de la segunda fase de la Copa Sudamericana con una destacada actuación del extremo Mauricio Gómez.

En el estadio Alberto Grisales, de Rionegro, el equipo oriental superó a un rival que palideció en defensa pero que trató, hasta el último instante del partido, de romper la férrea marca que implantó el técnico Eduardo Cruz en su propio terreno para mantener el resultado a su favor.

Con toda su artillería en el campo del Rionegro Águilas, los argentinos insistieron, pero al final no consiguieron vencer la resistencia de Delgado y tendrá que buscar la remontada la próxima semana en el estadio Libertadores de América.

foto cortesía Pulzo

Comentarios