Autolarte, 40 años acompañando el desarrollo del Oriente

0
En su amplia sede de Rionegro Autolarte ofrece venta de vehículos nuevos y usados, repuestos genuinos Chevrolet, latonería y pintura y un taller de servicio.

En febrero de 1981 Autolarte estableció una sucursal en Rionegro, que estaba ubicada en la calle 47 con carrera 50, donde iniciaron con la muestra de dos vehículos Chevrolet, que es la marca que siempre ha distinguido a este concesionario, de la cual eran distribuidores también de los repuestos.

 

“Era una calle destapada y el local permanecía lleno de polvo y comenzar fue muy duro porque nos pasamos los primeros 24 días sin vender una tuerca”, recuerda don Carlos Olarte Mejía, quien fue el promotor de la sucursal y vino a administrarla, dejando la casa principal en Medellín a sus hermanos, con toda la fe puesta en el desarrollo de Rionegro como potencial comercial. Sin embargo, “cuando eso la gente creía que todo era más barato en Medellín, aunque los carros y los repuestos tenían los mismos precios de la casa principal en esta sucursal, pero el mercado era muy complicado”, comenta don Carlos.

 

Los dos primeros años fueron difíciles, pero después de ese tiempo hubo un factor determinante que don Carlos recuerda con mucho cariño, que fue la construcción de la autopista Medellín – Bogotá, que en ese tiempo se entregó hasta la entrada a Marinilla, lo mismo que la construcción del Aeropuerto José María Córdova, dos obras que dispararon la economía de Rionegro y que le facilitaron a Autolarte vender grandes cantidades de camiones o camionetas a las empresas constructoras.

 

Entregadas estas dos obras bajó nuevamente el movimiento comercial, pero ya Autolarte distribuía en Rionegro las llantas Icollantas y los aceites Texaco, que le dieron a la empresa un aire muy importante para seguir adelante y fue así como en 1987 compraron dos bodegas en la Unidad Industrial de Rionegro, en donde están ubicados hasta ahora, pero con ampliaciones que se han venido ejecutando con los años, por el crecimiento constante de la empresa.

 

Pronto establecieron relaciones comerciales con las empresas de transporte público, la primera con Transportes Unidos de la Ceja que estaba a cargo de don Guillermo Cardona, a la cual le han vendido muchos chasis para buses, posteriormente con la Rápido Medellín Rionegro y así sucesivamente los transportadores entendieron que no tenían que trasladarse a Medellín o a otras ciudades para adquirir vehículos y ni para comprar los repuestos para los mismos.

 

“La actividad comercial ya fue más estable, de acuerdo con el desarrollo de Rionegro y por eso nunca desistimos y vivimos muy agradecidos con los clientes y con la región que nos quieren mucho. Me da mucha satisfacción cuando hoy en día llegan clientes que fueron fundadores de Autolarte y nos siguen comprando”, relata don Carlos.

 

Líderes en la región

 

En el transcurso de los últimos 40 años de presencia de Autolarte en el Oriente, otros concesionarios de carros como Agenciauto y Somerautos estuvieron varios años en Rionegro pero se fueron. Sin embargo, hace 12 años se estableció en este municipio Casa Británica, concesionaria de la marca Renault, que ha sido un competidor fuerte, aunque sus directivos mantienen una gran amistad, tanto en Medellín, en donde son vecinos en la calle Palacé, como en Rionegro.

 

Chevrolet ha sido la marca líder a nivel nacional hasta hace dos años, período en el cual Renault los sobrepasó, después de una competencia muy reñida que don Carlos Olarte compara con una competencia de ciclismo en donde los grandes pedalistas ganan o pierden por segundos en cada etapa.

 

“A nivel nacional nos pasaron, pero en el Oriente no han podido y todavía le llevamos una buena ventajita, por nuestros 40 años de tradición, de contemplar a los clientes, de ofrecer buenos servicios”, afirma don Carlos.

 

Autolarte en Medellín está cumpliendo 70 años y 40 en Rionegro, pero no se preparó ninguna celebración especial debido a la prevención que se debe tener para prevenir contagios con el Covid 19.

 

Sin embargo, se establecieron unos planes financieros muy atractivos para facilitar la adquisición de vehículos, que se acomodan a todos los presupuestos, con descuentos en el precio de los carros, plazos de un año muerto sin intereses, plazos hasta de 84 meses, planes 50/50, entre otras facilidades.

 

Servicios

 

Además de la venta de vehículos nuevos de la marca Chevrolet y usados de diferentes marcas, Autolarte ofrece en Rionegro la venta de repuestos genuinos que ha sido muy exitosa, pues la operación de repuestos en esta empresa  es una de las más grandes del país.

 

Igualmente el taller de servicios, donde se ofrece atención personalizada ya que el cliente puede pedir por internet cita para servicio del carro y llega directamente donde el operario que sabe que lo va a atender. Además taller de latonería y pintura, autorizado por todas las firmas aseguradoras.

 

Familia vinculada a la región

 

La llegada de Autolarte a Rionegro no fue casual, pues la familia Olarte Mejía estaba vinculada a la región desde muchos años atrás, ya que tienen una finca en lo que antes fue el corregimiento San Antonio de Pereira, hoy convertido en barrio de la ciudad, la cual ha conservado la familia por más de 62 años.

 

“Por eso le creímos y queremos mucho a la región. La familia se venía para Rionegro los diciembres y mi madre siempre organizaba la novena de Navidad e invitaba a muchas personas de San Antonio, de manera que todos tenemos grandes recuerdos de esa época por los buenos momentos vividos con toda la familia y con los vecinos”, dice.

 

Igualmente, la empresa ha tenido muy buenas relaciones con todas las Administraciones municipales, tanto de Rionegro como de los municipios vecinos. “Nosotros somos una familia muy agradecida del Oriente, sobre todo de Rionegro, aunque tengo muy buenos amigos en El Carmen de Viboral y La Ceja”, indica don Carlos.

 

Apoyo al deporte


Autolarte no solo ha patrocinado equipos, sino que don Carlos Olarte fue uno de los promotores de las Vueltas Femeninas, que llamaba “la carrera perfumada o carrera de las flores”.

Don Carlos Olarte Mejía practicó el ciclismo, pues desde niño fue aficionado a este deporte, ya que cuenta que su madre fue hincha a morir de Ramón Hoyos Vallejo y llevaba a sus hijos a mirar las competencias, especialmente cuando la Vuelta a Colombia llegaba a territorio antioqueño.

 

“A mí me quedó ese bicho porque además a los 10 y 11 años me llevaban a todo el recorrido de la Vuelta y cada día me gustaba más este deporte y cuando nos establecimos en Rionegro, en el año 1982 llegaron unos muchachos de San Vicente pidiendo ayuda para practicar el ciclismo y después de consultar con la Junta les pudimos ayudar un poquito”, recuerda don Carlos.

 

Posteriormente se constituyó el Club Ciclístico de Oriente, Cico, con el exalcalde Luis Carlos Mejía, Aldemar Zapata, Octavio Betancur, entre otros, y con un equipo integrado por deportistas del Oriente fueron campeones de la Vuelta de la Juventud en 1988.

 

Desde entonces Autolarte ha seguido apoyando a ciclistas de la región y en los últimos cinco años se vinculó con el ciclismo femenino y por eso don Carlos siente gran alegría al saber que niñas de nuestros municipios están triunfando en el ciclismo de Europa.

 

Proyección

 

Después de 40 años con sede en Rionegro, don Carlos Olarte anuncia que tienen varios proyectos de expansión, comenzando por establecer una sede en La Ceja, aprovechando que los directivos de Transportes Unidos les han pedido que le den servicio a todos los vehículos de la empresa.

 

La idea es que en donde esta empresa tiene su sede principal, en un espacio de amplias dimensiones, Autolarte tenga una sala de exhibición y el taller de servicio.

 

También proyectan establecer una sucursal en el sector de Llanogrande, por el potencial de clientes que viven o visitan la zona y que no ingresan al centro de Rionegro.

 

Durante sus 40 años en el Oriente, Autolarte ha hecho un gran aporte al desarrollo regional y don Carlos Olarte espera que pase la crisis económica originada por la pandemia para seguir vinculándose a programas sociales, “para devolver algo de todo lo que hemos recibido de la región”, además de la generación de empleo, pues son 70 personas las que están actualmente vinculadas laboralmente y lo estuvieron durante los meses en que se decretó la cuarentena y las instalaciones de la empresa permanecieron cerradas.

 

Comentarios