Cayó Tren Ligero de Rionegro por falta de propuestas

0

En vista de que para la Licitación Pública 002 de 2019, abierta por la Empresa Somos SAS para la construcción y operación del Tren Ligero tipo APM para Rionegro, no se presentó ningún interesado u oferente, el proyecto del Alcalde Andrés Julián Rendón Cardona se fue a tierra, pese a que se esperaba que algunas compañías internacionales que mostraron interés participarían y según las cuentas, los trabajos comenzarían en 2020 y el sistema entraría en servicio en el año 2023.

Aunque no se citó a rueda de prensa para comunicar los resultados de la licitación, como si se hizo para abrirla, se conoció que el pasado seis de diciembre se reunieron los funcionarios de Somos Rionegro SAS, encabezados por el Gerente David Orlando Quintero; Alejandra Murillo Cardona, subgerente financiera, Juan Miguel Gómez Arbeláez, subgerente técnico y Gissed Martínez Echeverri, Secretaria general de la empresa y se informó que para la licitación no habían interesados u oferentes.

Según el pliego licitatorio, el objeto era contratar la elaboración de estudios y diseños definitivos, la financiación, la ejecución de la gestión social, predial y ambiental, construcción, mantenimiento, la operación y la explotación económica del proyecto Tren Ligero tipo APM y sus estaciones, bajo cuenta y riesgo del contratista.

Como se recuerda, Fonade, entidad que adelantó los estudios para un sistema de transporte en Rionegro, había alertado sobre la inviabilidad del proyecto por su alto costo y porque no sería ni siquiera costeable con la cantidad de pasajeros que transportaría el sistema.

Aunque la Licitación 002 de 2019 estaba presupuestada en 1.6 billones de pesos, el presupuesto general del proyecto era de 5.2 billones de pesos, los cuales debería comenzar a pagar el municipio a partir del año 2023, después de que entrara en funcionamiento el sistema. Para financiar el elevado costo de un sistema cuya conveniencia o inconveniencia se debatió en distintos escenarios como en el Concejo municipal y en distintos foros, la mayoría de los concejales de la ciudad aprobaron un Acuerdo por medio del cual dieron facultades al Alcalde para comprometer vigencias futuras por esa cantidad y pagarlas con recursos provenientes del recaudo del Impuesto Predial, por el término de 25 años, es decir, el recaudo del principal ingreso que tiene la Administración quedaría “embargado” mínimo por 25 años, aunque podría ser mayor el tiempo porque el sistema no daba para sostenerse.

El Alcalde electo de Rionegro Rodrigo Hernández Alzate, ha expresado su apoyo a los proyectos del actual burgomaestre como Sonrío y el Tren Ligero, pero al no presentarse interesados en la licitación, será necesario repensar la idea.

Comentarios