Crónica de una elección anunciada. Parte II

0

Por: Nicanor Marín Bedoya

Hace algunos días, me ocupé de escribir y compartir en voz alta algunos de mis pensamientos y criterios respecto del “zipote” problema de la elección de Personero Municipal de Rionegro, habiendo titulado entonces ese escrito como “Crónica de una elección anunciada”. Hoy frente a los hechos imposibles de ignorar relacionados con la misma elección de personero para Rionegro, me toca y para no desatinar, escribir estas letras bajo el mismo título, pero acuñándolo con “Parte II” y creo que hasta debería ser mejor “última parte” o “parte final”.

Me atrevo a decir que, esta será la PARTE FINAL del novelón protagonizado por los Honorables Concejales del municipio de Rionegro –excepto el Dr. Ricardo Nieto-, quienes sistemáticamente y de forma incomprensible se han negado a nombrar Personero para el municipio.

Contextualicemos el novelón, así en palabras masticables:

A finales del año 2015, el Concejo de Rionegro abre concurso de méritos para proveer el cargo de Personero Municipal para el periodo 2016 – 2020. Al concurso de méritos se presentan varias personas, 30 o 40 quizá, no importa, pues lo relevante ahora resulta que 4 personas pasaron a la siguiente fase, entre esas, dos personas ocuparon los primeros puntajes, a saber, el Dr. Jhon Fredy Osorio Pemberty primero y segundo el Dr. Carlos Andres García Castaño. Hasta acá todo “normalito”. Ganó limpiamente el Dr. Osorio Pemberty.

Fue entonces cuando se avivaron las extrañas energías “politiqueras”. Váyase a saber por parte de quién en el Concejo de Rionegro, se inventaron disque una “audiencia pública reservada” la cual bautizaron como “Resolución 048 de 2015” y que Yo mismo bauticé en el artículo “Crónicas de una elección anunciada” como una “extraña máquina”, pues este vetusto aparato por magia, sin explicación ni justificación alguna, de pronto así súbitamente, dijo que el mayor puntaje en el concurso de méritos lo había obtenido el Dr. García Castaño a quien esa máquina le añadió 30 puntos -así no más-, y entonces que el segundo puesto lo ocupaba el Dr. Osorio Pemberty.

Pues claro, quien cree tener un derecho que le es violentado, máxime cuando el violador de la Ley es un ente de lo público, como lo es el Concejo, se reclama y demanda. Así sucedió ante semejante brochazo de magia que da puntos.

Varias fueron las personas que demandaron esa elección de Personero para Rionegro ante el Tribunal Administrativo de Antioquia y entidades de control administrativo y disciplinario, pues a todas luces para esas personas, entre ellos el Dr. Jonnathan Alexander Montes Ceballos – abogado-, el Concejo de Rionegro trasgredió las normas concursales, mientras muchas personas de nuestro municipio aseveraron que hubo “chanchullo”, y vaya carajo que chanchullo. Si bien al principio no parecía tan evidente la metida de patas de los Concejales, ahora sí que es “claritica” y no deja duda, así lo dijo el mismo Tribunal Administrativo de Antioquia, que a su turno lo confirmó el Honorable Consejo de Estado.

Vea le cuento, el Tribunal Administrativo de Antioquia Sentenció diciendo, más o menos así: fue evidente que el Concejo de Rionegro había violado las normas concursales de méritos para proveer el cargo de personero y que había nombrado a quien nunca, según los resultados del concurso de méritos, debió ser nombrado, pues quien había obtenido los mayores puntajes había sido el Dr. Jhon Fredy Osorio Pemberty, pero que según esa “máquina milagrosa” llamada Resolución 048 de 2015, torció el proceso del concurso en forma extraña colocando al Dr. García Castaño como primero en puntajes.

“Páreme bolas pues”, entonces Ellos apelaron, yo no sé quién, creo que fue el mismo Dr. García Castaño o los Concejales, en fin. El caso fue que el proceso llegó al mismísimo Consejo de Estado, máxima instancia judicial en lo público que para finales de septiembre de 2016, dijo la última palabra, y es que quedaba anulada la Resolución 048 de 2015, es decir, el Consejo de Estado dejó sin efecto los resultados maliciosos y fraudulentos que esa “máquina rara” se había inventado para, sin justificación alguna, otorgar mayor puntaje al Dr. García Castaño, tal y como parece ser el deseo desenfrenado de algunos Concejales.

Usted me entiende, ¿no cierto?. Bien, pero los que no entienden son el entonces presidente del Concejo de Rionegro Dr. Gregorio Orjuela Pérez, tampoco entendió el Dr. Ricardo Giraldo –asesor jurídico del Concejo de Rionegro- pero dice que sabía todo y tampoco entendieron todos los Concejales, excepto el Dr. Ricardo Nieto que siempre ha dicho que los demás Concejales están equivocados y debieron haber nombrado al Dr. Jhon Fredy Osorio Pemberty. Como no entendieron los Concejales,  que deberían entender ya que la mayoría son abogados, le escribieron al Consejo de Estado solicitando que les explicara la Sentencia, disque porque no era claro lo que decía la sentencia; el abogado Giraldo –asesor jurídico del Concejo- dijo que si sabía pero que no iba a decir, además que agregó que el Consejo de Estado era medianamente claro.

Ojo pues, el Consejo de Estado respondió a los Concejales de Rionegro y a su asesor jurídico Dr. Ricardo Giraldo, les dijo que no había nada que aclarar ni explicar, que la sentencia era clara. Mejor dicho y en palabras mías, les dijo que fueran a revalidar el bachillerato, o si hubieran estado frente a Suso el paspi, les hubiera dicho “el que lo entendió lo entendió”.

Yo pensaba entonces, caramba, y ahora quién podrá defendernos. Pues si ni los Concejales, ni el asesor jurídico entienden la sentencia del Consejo de Estado, y éste les dijo que todo está claro, qué podrán hacer entonces los adolescentes jurídicamente hablando?. Yo pensé que eso era un problema, pero todavía había más y lo peor estaba por venir.

El día 21 de noviembre de 2016, es decir, que casi a 2 mes de haber sido notificados de la sentencia del Consejo de Estado, aparece un comunicado en el sitio oficial Facebook del Concejo de Rionegro, mediante el cual éste informa que, el Concejo en plenaria autorizó continuar con el concurso publico de méritos para proveer el cargo de personero y que está el Concejo buscando una empresa para que continúe con dicho concurso. Es decir, que los Honorables Concejales y su asesor jurídico, definitivamente se quedaron sin entender. No es mi deseo, pero ya no queda sino que la Procuraduría, la Fiscalía o ambas, entonces les expliquen a los Concejales como entender y aplicar la Sentencia del Consejo de Estado. Todo mundo entiende, menos los concejales. ¿Qué raro, no le parece?

¿Acaso no entienden los Concejales que la lista de elegibles es intocable y es plenamente vigente?. ¿Acaso no entienden que quedó sin efectos la Resolución 048 de 2015? esa máquina que da puntajes raros y amañados?. ¿Acaso no entienden que deben nombrar el Dr. Jhon Fredy Osorio Pemberty como personero de Rionegro para el periodo que va transcurriendo y hasta el año 2020?, ¿por qué no entienden pues?. Por Dios, cómo es posible que no entiendan. Esto ya es sospechoso; y así lo dije antes en mi primer escrito, todos Ellos si entienden, lo que ocurre, como es evidente hoy, es que no les conviene entender por alguna razón politiquera.

Venga le digo pues, porque falta otro poquito. Con fecha del 23 de noviembre de 2016, el Juzgado Diecinueve Civil Municipal de Medellín, mediante Sentencia de tutela, ordena al Concejo de Rionegro, particularmente al Presidente de esta corporación, que dentro de las 48 horas contadas a partir de que le notifiquen esta sentencia de tutela, proceda a nombrar Personero.

“Dios cógeme confesado”. ¿Será que los Concejales de Rionegro frente a tantos hechos de la justicia, desoyen también esta sentencia?, creo que mientras escribo estas letras se las están notificando. Con el más alto respeto, pero también con la más clara convicción, la misma que he tenido desde enero de 2016, como la mayoría de personas y tan claro como también desde enero ha sido para el Dr. Ricardo Nieto, quien se los dijo tantas veces, será nombrado el Dr. Jhon Fredy Osorio Pemberty como Personero municipal de Rionegro, con o sin los deseos de los Concejales, porque así lo dictó la justicia.

Este novelón creo yo, ha dejado “enreditos” para muchos Concejales que, seguramente tendrán que enfrentar procesos disciplinarios o inclusive de carácter penal. A mi entender, varios Concejales ya realizaron conductas tipificadas en la Ley penal como delitos, a su paso, conductas que también están calificadas como graves en los estatutos disciplinarios.

Por eso dije al principio, que este escrito, si bien lo titulé “Parte II”, creo que debe ser mejor “Parte Final”, porque si los Concejales de Rionegro, continúan renuentes y no nombran al Dr. Jhon Fredy Osorio Pemberty como Personero, con seguridad esta es la parte final, porque van muchos a parar a la cárcel, Dios no lo quiera, y por encima de los Concejales, puedo asegurar que el Dr. Osorio Pemberty ocupará este cargo al servicio de los rionegreros, y punto final.


Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de DMB comunicaciones y su Periódico El Oriente.

Comentarios