Emprendedoras superan la crisis por la pandemia

0

El tema de emprender es muy bonito porque detrás de cada emprendimiento hay una historia de vida, lo cual no visibiliza el Estado ni los grandes empresarios y aunque en los últimos años los entes territoriales han impulsado el emprendimiento con capacitación y aportes de capital semilla, es necesario consolidar una tercera fase que es apoyar a los pequeños empresarios y profesionales independientes con la compra de sus productos y servicios. Como muchos, los emprendedores también sufrieron las consecuencias del aislamiento social decretado para prevenir contagios por el Covid 19, pero podría decirse que la mayoría continúa y persiste en su empeño de crear empresa y lo que falta es que la comunidad se concientice de la importancia de comprar lo que se produce en la región.

 

“Compre local” es una campaña que se está adelantando en muchas esferas, pero muchos no somos conscientes de que eso representa respaldar a un familiar, a un amigo, a un vecino, a una familia de nuestra región del Oriente antioqueño. Viviana Pino es una emprendedora del municipio de La Ceja que junto con otras emprendedoras de la región están promoviendo un foro que convoque a los dirigentes empresariales y funcionarios oficiales, buscando sensibilizarlos sobre esta necesidad que tienen los pequeños emprendedores, para que efectivamente la economía regional se reactive. En la celebración del Mes de la Mujer, presentamos este informe sobre el emprendimiento de Bibiana y de otras dos mujeres que salen adelante a pesar de la pandemia, que están posicionando sus productos, pero las tres, y muchas más, necesitan respaldo comprando lo que producen.

 

La pandemia paralizó empresas de eventos

 

Viviana Pino es una emprendedora de La Ceja que creó “Memorables, un mundo de posibilidades”, una empresa dedicada a la organización y atención de eventos familiares y empresariales, con la cual logró llamar la atención en los concursos que organiza la Gobernación de Antioquia para destacar los mejores emprendimientos, pero cuando estaba arrancando apareció el coronavirus y todas sus expectativas se vinieron abajo, pues lo primero que se prohibió fue la realización de eventos que congregaran personas y todo el trabajo de promoción y de contactos se perdió.

 

Otras personas hubieran desistido, pero Viviana aprovechó el tiempo para estudiar alternativas, para mantenerse en contacto con otras emprendedoras y ahora está nuevamente en ese trabajo de promocionar la organización de eventos, a los cuales les da el valor agregado de un sentido social y muy humano, para que las personas que participen en un certamen organizado por su empresa nunca lo olviden.

 

“Los servicios que podemos recibir tienen que tener un valor agregado que va más allá de satisfacer la necesidad del cliente y es que para ese ser humano sea inolvidable y trascendental aquel momento que vive la persona con el servicio que le prestamos, Buscamos que con nuestros servicios, las personas tengan una experiencia inolvidable con la atención que podamos brindarle y que sea una transformación positiva para el entorno. Queremos excelencia en la ejecución de los eventos, excelencia en la calidad de los productos, excelencia en la prestación del servicio y eso es calidad humana en un servicio”, afirma.

 

Ahora que está comenzando la reactivación económica, Viviana ha vuelto a tocar las puertas y a ofrecer sus servicios en los municipios del Oriente antioqueño, pues durante un año prácticamente no pudo hacer nada.

 

Además de estar convencida de que saldrá adelante con su empresa organizadora de eventos, Viviana tiene claro que desde allí puede apoyar el trabajo de otros emprendedores, teniendo en cuenta que en esas actividades se necesita de diferentes productos y servicios. Así, cuando organiza un evento y sabe que necesitará comida, pasabocas, bebidas y otros insumos, acude a los emprendedores de la región que los producen, en vez de adquirirlos en un supermercado y así se fortalece la cadena de negocios de este tipo de pequeñas empresas y ese es el sentido social que su empresa pone en práctica, sabiendo que en ese emprendedor hay una madre cabeza de hogar, un familiar, la familia de un amigo, de un vecino, de un núcleo familiar del Oriente antioqueño. “Nosotros somos como ese puente entre la empresa que organiza un evento y todas esas emprendedoras que hay en la región y a quienes queremos apoyar”, dice.

 

Visibilizar a los emprendedores

 

Igualmente, a través se Memorables se quiere construir un directorio de emprendedores del Oriente, en donde las personas sepan que pueden encontrar todos los servicios y productos que requieran, sea para un evento, para la familia o para las empresas. “En ese directorio no solo queremos incluir los productos y servicios que ofrecen los emprendedores, sino también servicios profesionales, ya que a esos profesionales independientes no los hemos visibilizado durante la pandemia y eso queremos dentro del directorio de emprendedores, incluir a esos abogados, ingenieros, psicólogos, trabajadores sociales y demás personas que prestan sus servicios de manera independiente y que están sufriendo por el aislamiento social decretado para prevenir contagios con el Covid 19, porque ellos también son emprendedores”.

 

Para próximas semanas, a través de Memorables, se realizará un foro empresarial, precisamente con el objeto de visibilizar a los emprendedores, sea a los productores de artículos y servicios y a los profesionales de la región. “Queremos generar una conciencia empresarial entre aquellos directivos que no han visibilizado el potencial que hay en los emprendedores de productos y servicios más pequeños y que requieren la atención de lo público y de lo privado, pero con la conciencia de saber que se está respaldando a personas y pequeñas empresas de la región. Si quiero reactivar la economía de mi territorio, tengo que comprar local”, sostiene Viviana.

 

En el foro participarán estudiosos de la economía, estudiosos del territorio, con personas que saben cómo se mueve la economía en el Oriente antioqueño, lo mismo que empresarios para que cuenten sus experiencias durante la pandemia y generar conciencia entre ellos de la necesidad de trabajar en equipo con los pequeños emprendedores. Además, el evento permitirá que los inversionistas conozcan las posibilidades de inversión que hay en el Oriente, a partir de los buenos resultados obtenidos por emprendedores que necesitan de apoyo financiero para crecer su negocio.

 

Con relación al apoyo que están ofreciendo las Administraciones municipales a los emprendedores, Viviana Pino dijo que indudablemente ese respaldo es importante en los aspectos de capacitación y posibilidades de capital semilla, pero lo que se requiere es que esas entidades oficiales le compren a los emprendedores, para garantizar que su producto se venda.

 

Reconoce que “El Estado ha abierto espacios para la capacitación y aportado presupuesto para apoyar a los emprendedores, pero nos podemos capacitar, podemos mejorar nuestra estructura, pero si a los emprendedores no se les garantiza la venta del producto, para nada sirvió lo anterior, pues si no hay plata en el bolsillo, ese emprendimiento no funciona. Debe haber también en el sector oficial conciencia de que son consumidores de servicios y productos y por lo tanto podrían contribuir al crecimiento de los emprendedores adquiriendo esos servicios y productos”.

 

Comentarios