Exjefe paramilitar es acusado de abuso sexual a menores de edad en La Ceja

0

Hernán Giraldo es acusado por nuevos casos de abuso sexual luego de su desmovilización

El exjefe paramilitar es señalado como el mayor abusador de niñas, además de otros cargos como homicidios, desaparición forzada, tortura, secuestro y desplazamiento.

Hernán Giraldo, el exparamilitar y violador de menores de edad de las autodefensas, que arribó a Colombia en el 2021 luego de pagar su pena en Estados Unidos, fue acusado este 13 de enero de 2022 de nuevos casos de violación sexual. De acuerdo con la Fiscalía, el acusado está siendo investigado por los delitos de acceso carnal violento, acceso carnal abusivo con menor de 14 años, aborto forzado, trata de personas y concierto para delinquir.

El ente acusador contó que los hechos investigados ocurrieron posterior a la desmovilización de Giraldo, entre febrero de 2006 y el 13 de mayo de 2008, fecha que coincide con su extradición a Estados Unidos, razón por la que no se había llevado a cabo el proceso.

Las investigaciones que se ha desarrollado hasta fecha, dan cuenta que en la cárcel de La Ceja donde permaneció privado de la libertad en el Oriente Antioqueño, en varias ocasiones menores de edad habrían ingresado al centro penitenciario donde fueron abusadas y obligadas a cometer actos ilicitos por parte del exjefe paramilitar.

En la investigación, además está incluida una empleada de Giraldo la cual fue identificada como Noralba Velasco, que se cree fue la que facilitó el acceso de las menores al exjefe de las AUC y las reclutó de forma engañosa. Sumado a esto, la mujer buscaría menores con perfiles similares y cumpliendo las exigencias del criminal: niñas vírgenes, que viven en los barrios de bajos recursos y tienen hogares disfuncionales.

Según las investigaciones, la proxeneta convencía a las menores de estar con el paramilitar mediante dinero en efectivo, joyas y lujosos regalos; y para no ser identificada mandaba a las menores con otros trabajadores del criminal para que entraran a los centro penitenciarios.

Comentarios