Hay luces de esperanza para curar la Covid 19

0
Científicos de todo el mundo trabajan a marchas forzadas en busca de una cura y una vacuna contra la Covid 19, generando expectativas para superar la crisis actual, pero la realidad es que son procesos demorados.

Con más de cinco millones de contagiados por la Covid-19 registrados oficialmente en el mundo, un 70% de ellos en Europa y Estados Unidos, número que refleja solo una parte de la realidad ya que muchos países solo efectúan pruebas a los enfermos más graves, y cerca de 330.000 personas fallecidas, la carrera de los científicos en la búsqueda de una cura y de una vacuna ha dado resultados esperanzadores, aunque nada ha sido concluyente hasta ahora y el proceso puede prolongarse por más de un año.

Aunque el Ministro de Salud de Colombia, Fernando Ruíz, dijo que el descubrimiento de una cura y una vacuna puede tardar entre 12 y 16 meses, países como China, Estados Unidos, Francia, Alemania y hasta Brasil, están en medio de una carrera científica para hallar una cura que le haga frente a la Covid-19. Hay un fondo mundial de más de 2.000 millones de dólares para investigar una posible vacuna para el coronavirus.

Aunque en China se registró en primer caso el 17 de noviembre de 2019, el virus se expandió rápidamente por todo el mundo. La peor situación se presenta actualmente lejos de allí, en Estados Unidos, el país con una población de cerca de 330 millones de habitantes (mil millones por debajo de China), que reporta más de 350.000 pacientes con la Covid-19.

También le puede interesar: https://periodicoeloriente.com/quien-hace-posible-que-los-servicios-publicos-funcionen-en-medio-de-la-pandemia/

Ante este crítico panorama, que también deja graves estragos en la economía global, investigadores brasileños anunciaron que trabajan en el desarrollo de una vacuna que usa el virus de la influenza como vector para que el organismo produzca anticuerpos contra la Covid-19. El objetivo de esta primera fase es modificar el virus de la influenza en laboratorio para retirarle la proteína que permite su multiplicación en las células y al mismo tiempo permitirle que pueda transportar parte de la proteína del nuevo coronavirus, lo que le dará la capacidad de inmunizar contra la Covid 19.

De otra parte, un laboratorio australiano inició las pruebas preclínicas de dos vacunas contra el nuevo coronavirus, que se extenderán durante unos tres meses. La Organización para la Investigación Industrial y Científica de la Mancomunidad de Australia, que se encarga de estas pruebas, es parte de la gran red mundial de la Coalición para las Innovaciones y la Preparación para Epidemias (CEPI), que trabaja para encontrar una vacuna que mitigue los efectos de la actual pandemia.

La CEPI ha identificado a dos candidatas a vacunas: la desarrollada por la Universidad de Oxford, en el Reino Unido, y la del laboratorio Inovio Pharmaceuticals Inc, de Estados Unidos, para que sean sometidas a pruebas preclínicas. Además de evaluar la eficacia de estas candidatas a vacuna, la CSIRO, que trabaja desde 1985 con patógenos peligrosos y exóticos como los que se transmiten de animales a seres humanos, también busca dar alternativas a la inyección intramuscular como podría ser un rociador nasal.

Igualmente, el gobierno de Estados Unidos autorizó a médicos de todo el país a usar el plasma de la sangre de pacientes que se recuperaron del coronavirus para tratar a aquellos en estado crítico, en lo que supone para algunos expertos la mejor solución a la espera de una cura. El nuevo tratamiento fue autorizado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA, en inglés), la agencia gubernamental que se encarga de aprobar el uso de nuevos medicamentos, vacunas y otros productos relacionados con la salud pública.

En su web, la FDA anunció que este método podrá usarse solo en pacientes que están en estado crítico y cuya vida corre peligro y, además, los doctores que lo administren tendrán que pedir autorización previa. La decisión de la agencia es inusual, porque normalmente tarda meses en autorizar nuevos tratamientos y lo hace solo cuando ha comprobado que el método es seguro y efectivo.

También le puede interesar: https://periodicoeloriente.com/aumentan-capacidad-de-camas-uci-en-clinica-san-juan-de-dios-de-la-ceja/

Alemania anunció que lanzaría un estudio en más de 100.000 personas para determinar si son inmunes al nuevo coronavirus y permitir así evaluar la propagación del virus. Este se basará en las muestras de sangre extraídas a intervalos regulares de más de 100.000 personas. Los investigadores analizarán si producen anticuerpoWus de la Covid-19, prueba de que contrajeron la enfermedad y se restablecieron luego.

Desde el pasado 23 de marzo, China, el país asiático epicentro del coronavirus, inició pruebas con 108 voluntarios, que fueron divididos en tres grupos y tendrán acompañamiento durante seis meses. Las personas están en edades que comprenden desde los 18 hasta los 60 años y todos son de la ciudad de Wuhan, territorio donde el coronavirus fue identificado por primera vez.

Comentarios