La Casa de las Abejas: del desplazamiento forzado al emprendimiento con sabor a miel

0

El riesgo de reclutamiento forzado obligó a Diana Bermeo a dejar su hogar y empezar una nueva vida en La Ceja (Antioquia), donde junto a su familia se dedica a la apicultura y protección del medio ambiente.

Indignada por el exterminio de abejas, su gusto por los productos naturales y resiliente para superar el desplazamiento forzado, Diana Patricia Bermeo y su familia emprendieron hace 5 años un proyecto productivo para la crianza y protección del llamado “animal más importante del mundo”.

La Casa de las Abejas es el emprendimiento familiar que crearon en el municipio de La Ceja (Antioquia) con la misma laboriosidad de esa especie y que se enfoca en su rescate y reubicación, la fabricación de mieles, polen, jaleas, propóleo y la polinización para producir semillas y frutos. También capacitan a estudiantes y campesinos en la apicultura y la conservación ambiental.

Diana recuerda que en el año 2016 “había mucha matanza de abejas por los campesinos, los floricultores, y también por el uso de químicos en los cultivos y tampoco existían estos productos en el mercado. Entonces, vimos que había una oportunidad de negocio”.

Así mismo, deseos de emprender, pero también resiliencia. La familia llegó al municipio antioqueño años antes, luego de tener que abandonar su hogar en el departamento de Caquetá para huir de la violencia de la guerrilla. Ella recuerda que en 1999 “me tocó desplazarme para evitar mi reclutamiento forzado cuando hubo la zona de distensión” de las FARC.

Luego de años de trabajo junto a su esposo Sixto Garcés y sus hijos Juan José y Violeta, la Casa de las Abejas refleja la afinidad con éstas y el espíritu ambientalista de esta familia.

Negocio ganador

Por eso la alegría al ganar esta semana el primer lugar en un concurso entre los emprendimientos de 50 víctimas del conflicto armado de varias regiones de Colombia, las cuales se beneficiaron en febrero de este año del curso certificado “Negocios para nuevos tiempos”, gracias a un convenio entre la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas y la Fundación Texmodas, con apoyo de la Universidad del Rosario.

Para Diana, este curso al que fue convocada por el enlace de víctimas de la alcaldía de La Ceja, “fue una gran oportunidad que nos dieron de capacitarnos más y de creer en nuestros emprendimientos para seguir adelante y agradezco a las entidades que nos apoyaron”.

 

Además de la capacitación en modelo de negocios, manejo de cliente y consumidor, storytelling, estructuración y costos, se premiaron con 28 millones de pesos de capital de semilla a 14 víctimas para fortalecer sus proyectos productivos.

Según Wilson Córdoba Mena, director de la Unidad para la Reparación a las Víctimas en Antioquia, “con esta gestión de oferta y articulación interinstitucional para el fortalecimiento de sus planes de negocios se apoya la estabilización socioeconómica, para que estas personas emprendedoras tengan mejores condiciones de vida y productividad”.

La entidad ha apoyado los emprendimientos de las víctimas del conflicto armado mediante la cooperación Internacional y alianzas estratégicas con instituciones públicas y privadas, formación a microempresarios, proyectos de microfranquicias, ferias de negocios.

 

 

 

 

 

 

 

 

T/Juan Carlos Monroy Giraldo

.

Comentarios