La disputa por la corona de José María Córdova 194 años después

0

Entre José María Córdova y Simón Bolívar a lo largo de la historia se han conocido diversas versiones que han narrado la rivalidad entre “el héroe de Ayacucho” y “el Libertador”.  

Fue el 9 de diciembre de 1824 cuando el General Córdova con solo 25 años logra sellar “La libertad de América” en Ayacucho (Perú) con su «División, de frente: armas a discreción, paso de vencedores» y posterior es condecorado por Bolívar con una corona de oro y diamantes por el gran triunfo que permitió emanciparse completamente del yugo español. Tras el asesinato de José María el 17 de octubre de 1829 en El Santuario (Antioquia) la posesión de esta joya emblemática y con simbolismo para el pueblo antioqueño pasó a manos de diversas familias pudientes de la región.

¿Cómo llegó la Corona de José María Córdova a Rionegro?

Álvaro Arteaga Valencia, quien hace 50 años está a cargo del museo de Arte Religioso de la Catedral de San Nicolás El Magno de Rionegro, narra la historia de cómo llegó la corona de Córdova a este lugar.

“Simón Bolívar fue coronado en agosto de 1825 cuando entró triunfante a La Paz donde el párraco de la catedral conjunto al presidente del Cabildo de esta ciudad lo proclaman emperador y libertador de Bolivia. Luego de esto se declara presidente vitalicio, de igual manera nombró el mismo el Senado de la República. De acuerdo a los relatos históricos, en horas de la noche Bolívar quería entregarle la corona a Antonio José de Sucre, pero este general le sugiere y manifiesta que quien realmente la merece es José María Córdova; el joven oriundo de Concepción es coronado por “El libertador”. Al mes siguiente envía la corona a Rionegro, dirigiéndosela a la primera autoridad en el municipio.”

La corona permaneció por mucho tiempo en diferentes familias prestantes de la municipalidad. Aproximadamente en 1884 el Concejo municipal solicitaron que fuera depositada en el Banco de Oriente; allí permaneció por aproximadamente 100 años, del mismo modo también estuvo en otras instituciones bancarias como el Banco Comercial Antioqueño y por último al Banco Santander.  En este tiempo se desaparecieron dos flores, cada una que tenía 9 diamantes”

La corona de Córdova a lo largo del tiempo ha tenido varias pérdidas y a su vez ha estado en alto riesgo de perderse por la falta de interés de los entes gubernamentales y patrimoniales. Álvaro Arteaga cuenta que hace 20 años, “el gerente del Banco Santander ordenó terminar con el museo que se encontraba en la entidad financiera y que albergaba diferentes objetos que hacían parte del patrimonio cultural de los rionegreros, fueron tirados cuadros, cajas fuertes en volquetas”, pero gracias a su gestión y buscar con las  autoridades municipales la manera para impedir que tiraran a la basura parte del patrimonio cultural de los rionegreros, logró demostrar la importancia de conservar las piezas, ya que en los archivos del banco figuraba que aquellos objetos eran del pueblo de Rionegro; posterior a una valoración realizada por joyeros y plateros, fueron llevados los distintos objetos al Museo de Arte Religioso y se le encomendó a Arteaga que cuidara de ellos, tal como lo ha hecho hasta la fecha.

En el mes de julio del presente año, le envían una comunicación por parte de la Alcaldía, donde la actual directora del Museo de Arte de Rionegro(MAR) realizaría una visita con personal que evaluaría la corona de Córdova, tal como se esperaba encontraron todo en perfectas condiciones de seguridad y cada una de piedras preciosas en total conservación, igual que hace 20 años. Posterior a esto dos días después le solicitan a Álvaro Arteaga que debía entregar la corona, ya que desean exhibirla en el MAR, pero ante esta petición se niega completamente a entregarla, debido a que este sitio no cuenta con las condiciones de seguridad, físicas y de mantenimiento, ya que el ambiente no es propicio para tener este tipo de piezas antiguas.

¿Qué acciones serán interpuestas y antes quienes para impedir que se mueva la corona de Córdova del Museo de Arte Religioso?

En los últimos 15 días Arteaga ha recogido más de 6.000 firmas para enviar un Derecho de Petición al Concejo Municipal y espera que sea este ente quien decida si es viable o no mover la corona al MAR. Estará en manos de los 17 cabildantes la decisión que puede cambiar el rumbo histórico de este elemento que simboliza el proyecto independentista de las Américas de hace 200 años.

¿De qué está compuesta la corona de Córdova?

La corona tiene dos ramas, son dos palmas, que representa el triunfo y la victoria de los judíos, y los laureles que significa victoria, gloria y triunfo en los griegos; en la parte de atrás está cogida con un moño en oro, pero al parecer, según el relato de Arteaga había una piedra preciosa grande, que no se ha logrado identificar que es, ya que se cree desapareció la original.

¿De qué manera los rionegreros y turistas puedan conocer la corona de Córdova y las diferentes piezas patrimoniales?

A pesar que Álvaro Arteaga manifiesta que el museo es abierto de lunes a jueves a las 3:00pm, para acceder a este lugar se hace necesario tocar la puerta, algo que el ciudadano de a pie no conoce y mucho menos los visitantes de otros lugares del país o el mundo. Es importante también dejar claridad que esta actividad la realiza este hombre de manera gratuita, al igual que el cuidado, conservación y limpieza de las diferentes piezas que allí se encuentran.

Es importante que se piense en donde lugar de mover un objeto de amplio valor histórico y patrimonial para la nación se comience a realizar un amplio fomento del legado de Rionegro al proceso de independencia con la población estudiantil, los diferentes grupos organizados (clubes juveniles, adultos mayores, sector turístico), donde se promuevan diferentes visitas guiadas tanto al Museo de Arte Religioso, como la Casa de la Convención y al MAR. 

Es momento de pensarse en el legado cultural, patrimonial e histórico del municipio no desde los egos, sino desde el interés común y la importancia de darse a conocer a la ciudadanía, ya que es parte de su pasado y por lo tanto se hace necesario enseñarlo.

¿Cuál es el temor de Álvaro Arteaga que se mueva la corona al MAR?

Él manifiesta que allí no se cuentan con las condiciones climáticas y de seguridad para albergar la corona, por lo tanto, manifiesta que irá a todas las estancias posibles del orden local, regional y nacional para impedir que sea trasladada “al hueco” (Nombre que le da al MAR, por encontrarse en un sótano).

También expresa que en 20 años ha atendido a más de 100.000 personas a quienes ha explicado la importancia de Rionegro en la historia nacional, tema en el que se ha documentado y es visto por él como una pasión.

¿Cuál fue el propósito de Córdova al donar la corona al pueblo Rionegrero?

Se puede partir de la inferencia, pero es claro que al entregarse tan importante símbolo que representaba la libertad de las cinco naciones a las que Bolívar libró del dominio español, para José María Córdova entregarla a los habitantes del lugar donde creció era demostrar que el pueblo debía permanecer libre y que este fuera concebido como su principal legado.

¿Qué opinan los ciudadanos de esta situación?

Las opiniones están divididas, algunos expresan que la corona debe ser conocida por los habitantes del municipio y no estar guardada como un bien exclusivo de quien cuida esta guirnalda bañada en oro y decorada con diamantes. Por otra parte, otros ciudadanos manifiestan que se debe conservar en el Museo de Arte Religioso por seguridad.

¿Cuál es la opinión de la Administración Municipal?

De acuerdo a las entrevistas que ha brindado el alcalde Andrés Julián Rendón, llevar la corona al MAR es permitir que pueda ser exhibida todo el tiempo a propios y visitantes, ya que manifiesta “que ni siquiera él la conocía”. Argumento desmentido por Arteaga al expresar “el alcalde cuando fue estudiante realizó sus horas de servicio social en el Museo de Arte Religioso”

¿Quién tiene la razón en esta disputa? Por el momento estaremos a la espera de cuál será el final de la corona de Córdova y si permanecerá en el Museo de Arte Religioso o se mudará al sótano del MAR.

Comentarios