La floricultura del Oriente cultiva con orgullo las flores de Colombia.

0

Edison Alberto Silva Valencia se levanta todos los días a las cuatro de la mañana para llegar a trabajar en el cultivo de flores a aproximadamente a unos 22 kilómetros de su casa. Vive en San Vicente Ferrer con su esposa e hijos, lleva 20 años trabajando en el cultivo de flores, de los cuales 11 trabajando para Flores El Trigal, una empresa floricultora con sede en Rionegro, El Carmen de Viboral y La Ceja, que brinda empleo a más de 1.500 personas.

Edison dedica sus días al cuidado de las flores que en menos de un mes ya estarán listas para ser exportadas. Flores El Trigal cuenta con más de 25 hectáreas para el cultivo hortensias, ruscus, pompón y spider, además de bancos para la germinación. Pasa las horas del día bajo las luces del invernadero y cuidando de miles y miles de flores que luego serán cortadas y vendidas por todo el mundo.

“Para mí es un orgullo, porque unos las ve sembrar, unos las cuida y las ve crecer, y es tan hermoso ver todos esos colores, amarillos, blancos, verdes, y uno es encantado cuando ve todos esos camiones salir con flores que uno tuvo que ver con ellas. Yo llevo muchos años trabajando con eso y todavía no me canso de ver la magia de esas flores. Para mí, es un orgullo saber que esas flores van a mostrar lo mejor de Colombia en todo el mundo y van regalando alegría” comenta emocionado Edison Silva.

Como él, son más de 17.500 familias que se sienten orgullosas al saber que, con su trabajo, no solo mejora la calidad de vida en sus hogares, sino además les da felicidad y un sabor de deber cumplido al saber que las flores son comparadas por millones de personas en el mundo y que esas flores de Colombia llegan al corazón de sus hogares y acompañan sus más íntimos momentos.

En Colombia, el sector de la floricultura sirve como fuente de empleo para más de 200.000 personas en 60 municipios, con un tejido empresarial de más de 400 empresas y cerca del 95% de la producción es exportada.

La Asociación Colombiana de Exportadores de Flores, creada en 1973, es uno de los organismos responsables de representar, promover y fortalecer la competitividad de la floricultura colombiana en sus principales mercados y a lo largo del territorio nacional. Su sede principal está en Bogotá y cuenta con oficinas regionales en Antioquia (Rionegro) y Centro Occidente (Pereira).

Asocolflores en el exterior pertenece a las principales organizaciones representantes de la floricultura colombiana ante el mundo, cuenta con un gran número de organizaciones gremiales asociadas, tanto del sector público como del privado de las cuales 26 están ubicadas en el oriente antioqueño.

Según Marcos Ossa, director de la regional Antioquia, “Asocolflores representa a la floricultura colombiana desde hace 49 años a nivel nacional e internacional. En Colombia hace parte de diferentes organizaciones gremiales, tanto del sector público como del privado. En cada una de ellas, la asociación promueve la competitividad de las flores colombianas en los mercados internacionales. Nuestro propósito es fortalecer la floricultura sostenible en Colombia para que nuestras flores generen bienestar y experiencias inspiradoras”.

Asimismo, buscan que con las flores colombianas se generen y exporten emociones a más de 100 países del mundo, a través de: activaciones, ShowsRooms, Dianthus Week, Chrysanthemum Week. Es también es responsables de ‘Gestamos Proflora’, la mejor feria de flores desde 1991 y una de las más importantes de la floricultura a nivel internacional.

“Son más de cinco factores que hacen que las flores de Colombia sean el producto predilecto internacionalmente: primero, las flores a lo largo del territorio nacional están floreciendo durante todo el año. Por su variedad, colorido y calidad, estas flores son muy apreciadas y es común encontrarlas galardonando lugares públicos y privados alrededor del mundo. Cultivar las mejores flores del mundo se basa en la atención al detalle. Pequeñas cosas como la temperatura perfecta, la cantidad de luz solar o incluso conseguir la humedad adecuada … esa es la magia de las flores duraderas. Y también contamos y apoyamos el Sello Florverde® Sustainable Flowers (FSF) estándar social y ambiental independiente que garantiza que las flores certificadas bajo este esquema se hayan producido de manera responsable”, expresa el director Ossa.

En este momento las flores de Colombia llegan a más de 104 países, siendo el segundo país exportador de flores en el mundo, después de Holanda, creando de las flores de Colombia una marca reconocida en todo el mundo.
“La industria colombiana tiene algo muy interesante y es que si bien todas son empresas que trabajan en el mismo mercado, todos trabajamos en potenciar una imagen positiva de Colombia en el mundo”, cuenta Diana Carvajal, coordinadora de asuntos municipales y responsabilidad social de la regional Antioquia de Asocolflores.

Lo anterior ha permitido el mega desarrollo de esta actividad que terminó el 2021 con unas exportaciones de 1.727 millones de dólares, y que hacen de la flor colombiana un producto altamente consumido internacionalmente, no sólo por la calidad de las flores, sino también por el proceso humano, los colores y formas que tienen nuestras flores.
“Cuando se revisan los países que lideran la industria de la floricultura y los comparamos con Colombia, encontramos que esos países tienen procesos industrializados que permiten procesos mucho más ágiles, pero en nuestro país todo sigue siendo muy manual, que requiere un gran personal. Aun así, Colombia es el segundo exportador de flores más grande del mundo, y estamos compitiendo con países muy desarrollados. Ante el mundo, las flores de Colombia son sinónimo de calidad, de innovación. Es que además de las empresas sembrar la flor, cortarla, llevar la flor cortada hasta el país de destino y que esta flor me dure 30 días en florero, habla de todo un proceso de ingeniería que nos han permitido consolidar un excelente mercado para importaciones” sostiene Carvajal.
De las 29 empresas del oriente asociadas a Asocolflores, se encuentran unas dedicadas al cultivo y exportación de las flores, y otras que se encargan de estudiar y mejorar la genética de la misma.

Sorprendentemente, durante la pandemia Colombia aumentó su producción en exportación de flores y logró superar los retos relacionados al aumento en costos. El alto consumo de debe a la relación que tienen las personas con las flores y su impacto en las emociones. Lastimosamente, en Colombia no existe una fuerte cultura de las flores, solamente la regalamos en ocasiones especiales. Pero hay países en donde la costumbre es ir a comprar un pan al mercado y regresar con un ramo de flores.

Asocolflores es el nombre de la asociación que actúa como facilitador en los mercados internacionales, pero la marca embajadora es ‘Cultivamos con Orgullo Flores de Colombia’. Recientemente con el estreno de la película de Disney, Encanto, el equipo de mercado de la asociación estuvo en todo ese proceso para llevar las flores de Colombia a los estrenos en Japón y Estados Unidos.

Con el potenciar de esta industria, el oriente antioqueño se convierte una región que impulsa la producción y exportación de flores de Colombia, mientras genera empleos para familias como la de Edison, quienes se llenan de orgullo al saber que lo mejor de su trabajo representará a Colombia en los mercados del mundo.
.
.
.
Por: Jean Carlos Severiche

Comentarios