La Inflación se tomó hasta la taza de café

La inflación en Colombia no da tregua y prueba de esta situación es que el precio del café que se consume en el país ha subido el 29,36 % entre abril de 2021 y marzo de 2022, según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, DANE.

Se prevé que los consumidores de café seguirán pagando un mayor precio por cada taza por cuenta de una tormenta perfecta: la elevada inflación que trajo consigo la reactivación económica tras la pandemia, la ruptura en la cadena logística global, el alto precio de los fertilizantes y las condiciones climáticas poco favorables.

A esto se suma un incremento en el precio del transporte de los bienes a las diferentes regiones del país, y también a un aumento en el valor de las bolsas, envases de vidrio, tapas y otros insumos.

Consumo no pierde el ritmo

La demanda de café se ha mantenido alta a pesar de los cambios provocados por la pandemia y se estima que el 90 % de hogares colombianos consumen café, aunque durante el Covid-19 el consumo migró de las oficinas y cafeterías al hogar.

De acuerdo con la firma Kantar, en los últimos 12 meses a junio de 2021 los hogares compraron café aproximadamente cada 19 días y gastaron $917.000 millones en consumo de café, tanto en instantáneo como tostado y molido.

La cifra es superior en 2 % a la reportada en el año inmediatamente anterior.

La firma también reveló que los hogares colombianos gastan alrededor de $98.336 en café al año, lo que representa alrededor de 1.160 tazas de café anualmente.

Bogotá es la región que mayor gasto representa para el café en los hogares colombianos con un 30 % del gasto aproximadamente, seguido por Antioquia, con un 17 %.

Por: FENALCO

Comentarios