Los niños en época de pandemia

0

La infancia, la primera edad, la puericia, el futuro del país, son algunos de los sinónimos para la palabra niñez, esa bella época que recuerda los mejores momentos sin preocupaciones, más que jugar y vivir el día a día, llegue como llegue. Hoy será nuestro tema central, para hacer un acercamiento sobre la manera como se ha transformado tras la pandemia. Hablamos con Vladimir Giraldo Acevedo sicólogo, antropólogo y mágister en Educación de la U.de.A. quién nos dio luces sobre los cambios que han tenido los pequeños sobre todo por temas de la crianza y la educación hoy en día, pues menciona el sicólogo que ahora las “pantallas” juegan un papel clave porque se han convertido en una fuente de educación para ellos.

La socialización es un factor clave que menciona Vladimir y es algo que actualmente se le ha dejado a la virtualidad pues ésta a su vez facilita los procesos de aprendizaje. Todos estos escenarios se han convertido en un proceso de investigación para el sector social, entre otros, con el fin de dar la real dimensión a las herramientas multimedia, tecnológicas y virtuales.

Los factores que ha traído la Pandemia se han venido estudiando en este año, de la mano con la alternancia con adolescentes y en especial con niños, pues se han detectado problemas de atención, que al mismo tiempo se han relacionado anteriormente con el manejo de las “pantallas”, y por desgracia se ha concluído que la Pandemia reforzó este tema, pues los niños están en época de socializar y compartir con quienes los rodean.

Otra de las preocupaciones del sicólogo Vladimir se trata de los posibles problemas sicológicos que tras la Pandemia se han detectado, tales como depresión, problemas de irascibilidad, incluso rasgos desde la bipolaridad, los cuales se han visto reflejados en juegos muy solitarios para los niños más pequeños.

Otro punto a tratar es que no todos los niños tienen acceso a las pantallas, entonces su manera de comunicarse con los docentes se dificulta aún más, así lo explicó Gladis Yolima Castro Castaño, docente de la institución Rosalía Gómez sede Eduviges Gómez, del municipio de Marinilla, quién además dijo que “hablando de la experiencia vivida en el ámbito virtual ésta ha sido muy triste porque los estudiantes no cuentan con una conectividad suficiente para recibir sus clases, muchos de ellos no cuentan con el recurso o el material tecnológico, entre sus casas, llámese Tablet, computador”. Esta docente además que explicó en su caso, en la zona rural, los estudiantes ni siquiera cuentan con el servicio de internet, siendo mayor el reto de enseñanza con los niños desde la distancia.

Los estudiantes se han visto en una distancia no sólo académica si no también emocional.

Actualmente es difícil la comunicación con ellos y es relativa según cada caso en específico. El medio elegido por los docentes para enviar talleres y demás documentos de estudio es vía whatsapp, que según explica Yolima, les ha tocado hacer un acto de fe para creer, en que los estudiantes sí se aprenden los talleres y cumplen sus deberes de manera responsable.

Ésta sin duda ha sido una experiencia difícil, manifiesta la docente, pues muchos de los estudiantes no cuentan con los recursos para imprimir los talleres; por eso se ha recurrido a las llamadas para hacer seguimiento a los estudiantes, evaluarlos y tratarlos de motivar.

De otro lado, nos cuenta Yolima, los menos beneficiados con esta situación también han sido los padres de familia, quienes han tenido la presión de responder por los deberes de sus hijos, por lo que las dinámicas familiares se han visto perjudicadas.

Otro de los aspectos a resaltar es la poca formación que tienen los papás con la tecnología, lo que dificulta como tal los procesos de aprendizaje de manera virtual, pues son muchos los padres que no tienen idea de cómo usar una plataforma, herramienta que ofrece el Gobierno para subir notas y demás, de los estudiantes.

Además, otra estrategia para intentar mejorar los procesos educativos han sido reuniones presenciales con un pequeño número de personas, con los debidos protocolos de bioseguridad y preguntar a los padres de familia para conocer de primera mano, cómo se han sentido, cuáles ha sido las dificultades, explicar los talleres en físico y llevarlos a casa.

Los estudiantes tanto niños como jóvenes manifiestan un claro descontento en su estado de ánimo, al ver que no pueden acceder a los colegios, no pueden socializar con sus compañeros.

Alternancia para mejorar

El Gobierno permitió un modelo de alternancia que consistía en tener clases presenciales y clases virtuales desde el hogar, con una permanencia en los colegios de 3 horas al día y el resto desde casa. Según explicó la profesora Yolima, este modelo ha sido todo un éxito, es algo muy sano y significativo para los niños, padres y docentes, pues según afirma que es una oportunidad para verse, escucharse y sentir la importancia del otro a la hora de aprender, es decir que la estrategia afianza un proceso significativo, los lazos de amistad entre la comunidad educativa y los padres.

Finalmente la profesora recomendó a los padres que acudan a los docentes cuando lo necesiten, para que no se sientan sobre cargados, que conserven la calma y que traten de llevar una relación amena con sus hijos y de ésta manera establezcan con ellos rutinas escolares en casa y así conserven sus dinámicas familiares.

El Oriente también entrevistó a Mileidy Giraldo, una madre de dos niños, quién explicó que “sus hijos extrañan el mundo exterior, y esto se evidencia cuando son más activos en casa, acostumbro sacarlos a una “manguita” que hay en  la parte de afuera de la casa”  por éste motivo ella ha notado que la pandemia les ha afectado en la libertad para sus hijos, ya que también a uno de ellos que había entrado en clases de música, no las pudo continuar por la Pandemia. Además, nos cuenta Mileidy que su hijo mayor José Manuel de 3 años, le pregunta cada día por su guardería, pues hace poco que se dio la modalidad de alternancia y ella pudo ingresarlo a una institución que queda cerca de su casa, pero a los pocos días inició de nuevo el toque de queda, dejándolo en su hogar con clases virtuales.

Finalmente tenemos unas recomendaciones para los padres de familia en época de Pandemia, que fueron entregadas a El Oriente por el Sicólogo Vladimir Giraldo.

Buenas prácticas en Pandemia.

-Aislarse de las noticias sobre el virus (todo lo que necesitamos saber ya lo sabemos)

-No tengas cuidado con el número de muertos, no es un partido para saber la última puntuación, evita esto.

-Evita enviar mensajes fatalistas, algunas personas no tienen la misma fortaleza que tú (en lugar de ayudar, podría activar patología como la depresión).

-No busque información adicional en internet, debilitaría su estado mental.

-Si es posible, escuche música en casa a un volumen agradable a los niños, contar historias y planes a futuro.

-Haga lo que le traiga paz, lo que le haga sentir a salvo, confíe en su sentido común.

– Su estado de ánimo positivo ayudará a proteger su sistema inmunitario, mientras que se ha demostrado que los pensamientos negativos deprimen su sistema inmunitario y lo debilitan contra el virus.

-Lo más importante, confíe firmemente que esto también pasará y saldremos a salvo.

-No deje de lado el deporte que le ayuda a mejorar su estado de ánimo.

Comentarios