Mujeres trans que hacen historia en el Oriente

0

Por: Freddy Hernández Robles

 

Kata Rendón, ella es representante ante el Consejo de Participación Ciudadana de Antioquia, de la Comunidad LGTBI. Es una chica transgénero, que trabaja desde hace tres años en favor de la comunidad LGTBIQ+.

 

Dentro de sus logros destaca que durante el año 2020 recorrió 22 municipios del Oriente de Antioquia, para llevar mercados durante la pandemia a la comunidad LGTBI, logrando atender con esa obra social a unas 202 familias de la región. Rendón también dicta talleres sobre el uso del condón femenino, condón masculino y copa menstrual.

 

Quienes conocen a Kata, la definen como un referente del Oriente antioqueño.

«Muchas personas me piden ayuda y yo se las doy, he apoyado a mujeres en la cárcel, como migrantes», afirma Rendón. En la actualidad, ella busca apoyo económico y social para el colectivo que representa.

 

“Yo hago un llamado a las Alcaldías, para que apoyen la legalidad de los colectivos LGTBIQ+, para que de esa manera puedan recibir recursos. Muchas veces vamos a pedir ayuda y nos solicitan que debemos tener figura jurídica, y muchos líderes no contamos con los recursos para organizarnos de manera legal, por eso le pido a las instituciones que nos apoyen con la asesoría y acompañamiento para poder crear corporaciones, fundaciones y que estás puedan recibir recursos económicos para apoyar a nuestra población”, afirmó la líder social.

 

Por otro lado, reconoce como un gran logro que desde la Gobernación de Antioquia se desarrolle el programa Región Arcoíris, para trabajar por los derechos de la población LGTBI en todo el Departamento.

 

Sin embargo, señaló que muchas veces se realizan actividades, se firman acuerdos y todo queda en el papel, pues las instituciones se comprometen, pero no cumplen, “es hora de que las cosas no queden solo en papel, en una firma, necesitamos que se concreten con hechos, que la comunidad LGTBIQ+, sea atendida, que se genere empleo, apoyo para las personas que quieren realizar un emprendimiento”.

 

El término LGBTIQ+ son las iniciales de las palabras lesbiana,gay, bisexual, transgénero, transexual, travesti, intersexual y queer y al final se sueñe aladir el símbolo + para incluir a todos los colectivos que no están representados en las siglas anteriores.

 

 

Conozcamos a Patricia Orozco

 

Patricia Orozco, una mujer luchadora por los derechos humanos, ella es la Directora de la Corporación Adagio, organización con la que trabaja por la comunidad LGBTIQ+ y  por las mujeres en general, institución que no tiene ánimo de lucro.

 

Orozco destacó que con la Corporación Adagio, desarrolla varios proyectos, uno de ellos es el Festival de la Diversidad, evento que ya realizó su primera puesta en escena en el año 2019. El segundo proyecto tiene que ver con la línea de investigación, en el cual se aborda el tema del conflicto armado y de qué manera afecta a las mujeres y a la comunidad LGBTIQ+. En este proyecto cuentan con el apoyo de profesionales como abogados y psicólogos, entre otros y todavía se encuentra en la fase de investigación.

 

Su tercer proyecto es el que realiza en la actualidad con Kata Rendón y otras líderes. Se trata de la Agenda Pedagógica que desarrolla con los colectivos diversos, y donde abordan temas como el uso del condón, prevención de embarazos, entre otros. El cuarto y no menos importante es el relacionado con las familias de personas que se asumen como miembros de la comunidad LGTBIQ, a quienes orientan y acompañan dictando talleres sobre la identidad de género diversa, entre otros puntos. En este proyecto también cuentan con el apoyo de representantes del Colectivo LGTBIQ+ de Guarne, con quienes también dictan charlas en los colegios con la finalidad de educar y evitar actos de acoso o actos de bullying.

 

Logros alcanzados

 

A pesar de la poca atención que recibe esta comunidad, a través de la Corporación han logrado recibir respaldo del Fondo Luminaria Mujer de Bogotá, la Gobernación de Antioquia y el Ministerio de Cultura y la institución tiene su sede en el municipio de La Unión, desde donde se proyectan a todo el Oriente.

 

Ambas líderes consideran que hanlogrado un avance significativo en todo lo que tiene que ver con derechos humanos en el Oriente de Antioquia. «Ahora el tema de la diversidad sexual ha tomado más fuerza, ahora en las Alcaldías contratan a profesionales para que atiendan el sector LGTBI. Así ha sucedido en municipios como Sonsón, Guarne, El Peñol, La Ceja y Marinilla, eso antes no existía. Antes solo contábamos con los espacios de la Gobernación, que organizaba algunos eventos», dijo Orozco, quien considera muy valioso que ahora se trabaje en los diferentes municipios con esta comunidad.

 

Por su parte Kata Rendón, sostiene que un gran logro es haber podido llevar las inquietudes y necesidades de la población LGTBIQ+ al Consejo Departamental y a la Secretaría de Participación Ciudadana de Antioquia

 

Falta de información

 

Ambas líderes consideran que la sociedad no está lo suficientemente informada sobre el tema LGTBIQ+. A su juicio, muchos sienten que ese tema no tiene que ver con ellos. Las dos mujeres aseguran que todavía falta mucho por lograr y para ello es importante el apoyo de los medios de comunicación y la educación en las comunidades.

 

Las metas que se han puesto estas dos líderes son claras: que se promueva el empleo a la comunidad LGBTIQ, apoyo al entendimiento y acceso a la educación superior.

 

A pesar del esfuerzo de estas mujeres, los recursos no aparecen. «Ya en mayo quedamos sin recursos, nosotras queremos dar continuidad a nuestro trabajo y posesionarnos en los 23 municipios del Oriente antioqueño. También queremos pagarle a las personas que trabajan con nosotras», enfatizó Orozco.

 

Para finalizar,  Kata Rondón y Patricia Orozco hicieron un llamado a quienes leen el Periódico El Oriente, para que tengan la apertura de reconocer a las personas, independientemente de lo que se ha conocido tradicionalmente como un hombre o mujer. «Que no se nos reconozca por características físicas, sino por el liderazgo, que conozcan nuestra parte humana y no nos vean como algo exótico», dijo Orozco, posición que comparte su compañera de lucha Kata Rondón.

Comentarios